CR - Colombia
CR - España
CR - Panamá
CR - USA

 

Author: Casa Roca

En busca del Arquetipo | Ingeniería Genética

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

Frente a esta ciencia y sus logros, persisten las dos citadas formas extremas de interpretación; pero, como siempre sucede, la verdad está en el centro, en el equilibrio y balance que caracterizan al genuino cristiano.  Este asunto reviste capital importancia en nuestros países -como en todo el llamado Tercer Mundo-, donde las naciones ricas han promovido el control natal a través de métodos inhumanos, reñidos con la bioética más elemental, convirtiendo a mujeres y niños de la marginalidad social en ratas de laboratorio.

 

Desde la perspectiva de la Iglesia Integral la genética debe entenderse, en términos generales, de la siguiente manera: En las Sagradas Escrituras Dios entrega al hombre el señorío sobre todas las especies zoológicas y vegetales, lo cual indica que debe cuidar de ellas para preservarlas y mejorarlas, nunca para demeritarlas.  Ecología cristiana.

 

Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza, y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra.

Génesis 1:26.

 

También les dijo: Yo les doy de la tierra todas las plantas que producen semilla y todos los árboles que dan fruto con semilla; todo esto les servirá de alimento.

Vers. 29.

 

Entendidas rectamente las cosas, no se encuentra contradicción alguna entre las Sagradas Escrituras y la ingeniería genética animal y vegetal, siempre y cuando ella tienda al mejoramiento de las especies; y,  también, cuando las pruebas de ADN se usen para fines positivos, como la identificación de criminales.  No ignoremos que los esfuerzos científicos por aumentar la calidad nutritiva de los vegetales, han producido alimentos transgénicos que comportan graves riesgos para la salud de quienes los consumen.

 

 

 (Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Reto de Dios, página 216-217)

Read More

En busca del Arquetipo

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

Siempre que la humanidad inaugura una época, algún antiprofeta anuncia la muerte inmediata del cristianismo.  La Revolución Francesa –fuente de inspiración de nuestros libertadores- no fue la excepción.  Sorprende releer, con dos siglos de retraso, al vizconde de Chateaubriand:

 

No vivimos ya en los tiempos en que bastaba decir: creed y no examinéis, puesto que se examinará por más que se pretenda evitarlo; y nuestro tímido silencio no sólo aumentará el triunfo de los incrédulos sino que disminuirá el número de los fieles.

 

Frente a los avances científicos y tecnológicos hay dos posiciones cristianas extremas, nacidas de las tendencias radicales de interpretación bíblica.

 

* Ciertos  fundamentalistas consideran que todo avance científico y tecnológico es obra de los demonios o del orgullo humano, y debe ser condenado.

 

* Ciertos modernistas, por el contrario, estiman que el progreso es una bendición de Dios para sus hijos y aceptan prácticamente toda invención.

 

 

 (Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Reto de Dios, página 215)

Read More

La gran farsa | Alquimia

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

Está, pues, en acción el misterio de la iniquidad, y su único obstáculo en la Tierra es la Iglesia.  Mientras estemos aquí, hemos de oponernos por todos los medios legítimos a la expansión de la apostasía, cuyas raíces vienen del huerto del Edén, y desde allí ha extendido sus ramas a través de las edades.  Satanás, el padre de todos los alquimistas mezcla en este crisol los elementos del ocultismo:  Reencarnación, espiritismo, astrología, quiromancia, curanderismo, teosofía, cábala, cartomancia, hechicería, magia, sociedades secretas, gnosticismo, futuromanía, y toda forma adivinatoria, cubiertos de nuevos ropajes que los hagan parecer cosas científicas o tecnológicas muy avanzadas, cuando en realidad se trata del mismo engaño que se ha movido por siglos y milenios desde las formas religiosas primitivas: panteísmo, animismo, tótem y tabú, vudú, umbanda y macumba, mitologías, etc.  Detrás del pomposo escenario donde se representa la gran farsa, Satanás ríe entre bambalinas al tiempo que mueve sus marionetas sobre el proscenio, ante un público hipnotizado.  El es el autor, el escenógrafo, el director y el consueta.

 

Los demonios no son fuerzas, ni energías, ni fenómenos; son personas espirituales que causan daño al hombre, aun cuando a veces parezcan favorecerlo.  Muchos hacen con manos limpias el trabajo sucio para estas criaturas.

 

Y no es de extrañar, ya que Satanás mismo se disfraza como ángel de luz.  Por eso no es de sorprenderse que sus servidores se disfracen de servidores de la justicia.  Su fin corresponderá con lo que merecen sus acciones. 2 Corintios 11:14-15.

 

Los días peligrosos que vivimos fueron profetizados claramente por el apóstol Pablo, gran instrumentador del cristianismo

 

 Porque llegará el tiempo en que  no van a tolerar la sana doctrina, sino que, llevados de sus propios deseos, se rodearán de maestros que les digan las novelerías que quieren oír.  Dejarán de escuchar la verdad y se volverán a los mitos.

2 Timoteo 4:3-4.

 

Satanás es el gran fabulista de la Nueva Era, su verdadero dios, a cuya adoración conducen todos los caminos de esta encrucijada espiritual seudocientífica.  Pero la verdad no cambia, ni se disfraza

 

Porque hay un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre.

1 Timoteo 2:5.

 

A ese Único Mediador sean la gloria, la honra y la alabanza por siempre.  No hay más eras en la historia humana que AC y DC, antes de Cristo y después de Cristo, porque Él es el mismo ayer y hoy y para siempre.

 

 

 (Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Reto de Dios, página 212-214)

Read More

La gran farsa | Saint-Germain

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

Un legendario personaje que ha tomado súbita y creciente celebridad continental es el llamado Conde de Saint-Germain, pintoresco charlatán del siglo XVIII, que embaucó al rey de Francia con un ‘elixir de larga vida’.  Las aventuras que se le atribuyen son deleites de cerebros muy primitivos e ingenuos.  Afirman, por ejemplo, que no ha muerto y que se manifestará como triunfante jefe espiritual de la Nueva Era.  Dicen que ha ocupado más de cuarenta cuerpos, entre ellos el de José, el esposo de María, Cristóbal Colón, Simón Bolívar, y otros.  Mago blanco, alquimista, templario, fracmasón, rosacruz, clarividente y clariaudiente, dizque viajaba astralmente y ocupaba personas a voluntad para no gastar energía.

 

 Ha vivido por siempre, no necesita comer ni dormir, pues posee la sustancia universal.  Cuando se llamaba Saint German, era capaz de atravesar puertas y paredes, y amenizaba las reuniones sociales de la corte relatando detalles de sus conexiones con Jesucristo, Buda, Cleopatra y la reina de Sabá. Como desapareció de circulación sin dejar tumba ni lápida, se afirma que volverá como avatar de la era de Acuario, pero no necesitará encarnar como tuvo que hacerlo el humilde carpintero de Nazaret, sino actuará mentalmente a través de personas que hoy se están preparando en cursos especiales para esa misión.

 

 El es el dios libertad que libera del castigo al ser humano, y no demora en honrarnos con su visita, porque cada dos mil años se manifiesta un cristo y nos hallamos en la iniciación de otro ciclo de veinte siglos.  Pero, por supuesto, lo que los ignorantes llamamos Cristo no es una persona, sino una conciencia universal.  En todas sus reencarnaciones, Saint-Germain ha trabajado por la liberación humana y, por eso, es el portador de la llama violeta, transmutadora del karma.  Gracias a él, los nacidos en esta era son hijos de la libertad que viven sin prohibiciones ni ataduras, ya que les es imposible aceptar limitaciones. ¡Qué engaño cínico pretender que la libertad lleva a la verdad!  Nuestro Señor Jesucristo enseñó precisamente lo contrario: La verdad nos hará libres.

 

 

 (Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Reto de Dios, página 210-212)

Read More

La anatomía de Cristo P4

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

¡Qué acierto llamar a la iglesia “Cuerpo de Cristo”! Solo el Espíritu Santo pudo tener una ocurrencia semejante. La ‘teociencia’ certifica la explosión de un milagro biológico-espiritual: la creación de un nuevo ADN que se implanta directamente en la  regeneración, e identifica cien por ciento a las nuevas criaturas. ‘Cuerpo de Cristo’ es, pues, una maravilla de precisión conceptual, algo que no podía venir sino a través de una revelación directa de Dios

 

 «Ahora bien, el cuerpo no consta de un solo miembro sino de muchos. Si el pie dijera: “Como no soy mano, no soy del cuerpo”, no por eso dejaría de ser parte del cuerpo. Y si la oreja dijera: “Como no soy ojo, no soy del cuerpo”, no por eso dejaría de ser parte del cuerpo. Si todo el cuerpo fuera ojo, ¿qué sería del oído? Si todo el cuerpo fuera oído, ¿qué sería del olfato? En realidad, Dios colocó cada miembro del cuerpo como mejor le pareció. Si todos ellos fueran un solo miembro, ¿qué sería del cuerpo? Lo cierto es que hay muchos miembros, pero el cuerpo es uno solo».

1 Corintios 12:14-20

 

 

 (Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Código Jesús, página 219)

Read More

La anatomía de Cristo P3

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

Ciencia y arte al mismo tiempo, la arquitectura ha sido especialmente cuidadosa cuando de construir templos se trata. El diseño, los materiales preciosos, los espacios calculados para las necesidades del culto, todo ello sumado al ambiente espiritual que en ellos se respira, hacen de tales edificios lugares dignos de admiración general.  Lo que Pablo quiere transmitir es la idea de un edificio no hecho por manos de obreros humanos con recursos materiales, sino un templo elaborado con espíritus como bloques vivos, intangibles pero reales.

 

 La tercera comparación paulina para explicar la iglesia está basada en una ciencia que tenía mucho auge en su época, especialmente entre los griegos y los egipcios helenizados: la medicina, de manera específica la anatomía, objeto de profundos estudios en la gran universidad de Alejandría, donde, al parecer, estudió el doctor Lucas. Como por fuerza de gravedad pienso en Isaac Newton, quien decía: “En ausencia de toda otra prueba, el dedo pulgar solo me convencería de la existencia de Dios”. Cuánto, más -pienso yo- la neurona, que, según Theodore H. Bullock:

 

 “…es como una persona en miniatura, teniendo personalidad, teniendo

toda una variedad de partes disímiles, teniendo acciones espontáneas y

bajo estímulo. Habla finalmente con una voz que integra todo lo que hubo

antes”.

 

 

 (Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Código Jesús, página 218-219)

Read More

La anatomía de Cristo P2

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

Durante el siglo XX, el campesinado fue perdiendo importancia debido al colosal empuje de la agroindustria que, en los Estados Unidos de América, se ha transformado en el coloso que Amitai Etzioni llama “el agro-poder”;  y, muy pronto, quizás, el labriego de pico y pala será un cliché recordatorio de tiempos rústicos. Hay una anécdota que tiene relación con el tema. Cuando un desconocido poeta fue premiado al presentar como suyos unos versos campesinos originales de Virgilio, el verdadero autor compuso su célebre ‘sic vos non bovis’ que sigue la misma línea rural:

    

“Así vosotros, y no para vosotros,

lleváis vuestra lana, ovejas,

sacáis vuestra miel, abejas,

y cargáis el arado, bueyes”

    

Ovejas, abejas y bueyes son animales bíblicos. La experiencia de Virgilio es algo que ocurre frecuentemente en la sementera, labranza o campo de cultivo de Dios. Hay cizaña infiltrada (Mateo 13:25) y un demonio que se llama ‘espíritu de competencia’. El propio Pablo recomienda severamente “no edificar sobre fundamento ajeno” (Romanos 15:20). Y, a propósito, la segunda comparación paulina nos dice que la iglesia es el edificio de Dios:

    

«Según la gracia que Dios me ha dado, yo, como maestro constructor, eché los cimientos, y otro construye sobre ellos. Pero cada uno tenga cuidado de cómo construye, porque nadie puede poner un fundamento diferente del que ya está puesto, que es Jesucristo».

1 Corintios 3:10,11

    

Esta imagen coincide con  la idea expresada por el apóstol Pedro sobre la construcción de una casa espiritual con piedras vivas, que son los creyentes. (1 Pedro 2:4,5).  Los dos apóstoles se valen de un tema favorito de los griegos y los romanos por igual: la construcción, y especialmente la arquitectura, fue  refinada en el Mar Egeo y había progresado aún más en Roma. Hoy el turismo se beneficia grandemente en Grecia e Italia gracias a la supervivencia de  asombrosas edificaciones que atestiguan el pasado histórico de tales naciones.

 

 

 (Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Código Jesús, página 216-218)

Read More

La anatomía de Cristo

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

Cristo es la cabeza de la Iglesia, y esta es su                        

cuerpo. De ahí que el Cristo y la Iglesia sean                  

necesariamente interdependientes.

Paul Tillich                                                                                                                                                                                                

 

«De hecho, aunque el cuerpo es uno solo, tiene muchos miembros, y todos los miembros, no obstante ser muchos, forman un solo cuerpo. Así sucede con Cristo».

1 Corintios 12:12

                                                                                                                                          

El apóstol Pablo hace tres comparaciones objetivas para explicar lo que es la iglesia: una agrícola, otra arquitectónica,  la tercera anatómica. Se observa que él sabía utilizar hábilmente recursos de la cultura greco-romana para abrir el entendimiento de sus lectores y oyentes. Algo que  conviene hacer en toda época, aunque hoy resulte dispendioso por lo  multifacética que es  la cultura posmoderna.

En la primera comparación, la agrícola, la iglesia es sementera, labranza, campo de cultivo de Dios.

“Yo sembré, Apolos regó, pero Dios ha dado el crecimiento. Así que no cuenta ni el que siembra ni el que riega, sino sólo Dios, quien es el que hace crecer. El que siembra y el que riega están al mismo nivel, aunque cada uno será recompensado según su propio trabajo. En efecto, nosotros somos colaboradores al servicio de Dios; y ustedes son el campo de cultivo de Dios, son el edificio de Dios”.

1 Corintios 3:6-9

 

Los romanos tenían una agricultura muy desarrollada para su tiempo, de lo cual deja constancia el poeta Virgilio en sus ‘Bucólicas’ y ‘Geórgicas’, que exaltan las labores agropecuarias propias del Imperio. La cosecha, la caza y la pesca eran —son aún hoy— actividades de escasa productividad; por eso, la invención de la agricultura y la ganadería fue toda una revolución, a través de la cual el hombre empezó a controlar a la naturaleza. Para la época del Imperio Romano el avance era considerable.

 

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Código Jesús, página 215-216)

Read More

La Generosidad | Requisitos del administrador

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

El Dueño de todo ha instituida unos requisitos para sus administradores.

 

Fidelidad. Una palabra hoy en completo desuso.

 

Ahora bien, a los que reciben un encargo se les exige que demuestren ser dignos de confianza.

1 Corintios 4:2.

El que administra las riquezas de Dios debe ser hallado fiel en cuanto a la administración.  Nadie que sea infiel administrado las riquezas de Dios puede pretender que el Gran Gerente lo bendiga.  No te mientas a ti mismo, no es posible.  La administración de esas riquezas se hace, no como tú quieras, sino como Dios ordena.  Por ejemplo: Tú no puedes trastocar la Palabra de Dios para decir: Señor, si tú me prosperas yo te daré el diezmo, pues Dios dijo lo contrario: Sí tú diezmas, yo te prosperaré.  En este asunto el orden de los factores sí altera el producto, porque la Palabra de Dios no puede ser adulterada.  Precisamente el apóstol San Pablo nos habla del Tribunal de Cristo, a donde tendremos que comparecer los creyentes.  Tal comparecencia no es para condenación ni es para salvación, sino para repartir galardones a los que hayan sido fieles.  El Tribunal de Cristo es el pódium de las condecoraciones.  El deseo de mi corazón es que cuando ustedes vaya delante del Señor a su tribunal, después que les haga el inventario de cómo administraron las riquezas que les confió, a cada uno en particular, le pueda decir: Bien, buen siervo y fiel, en lo poco has sido fiel, en lo mucho te pondré, entra en el gozo de tu Señor.

 

Voluntad de compartir. Dentro de una serie de normas de vida y conducta entregadas a través de los romanos, el apóstol de los gentiles subraya:

Ayuden a los hermanos necesitados. Practiquen la hospitalidad. Romanos 12:13.

Los santos son los creyentes, los hermanos de la iglesia. Hay que compartir con ellos, sin ninguna clase de egoísmo.  Hay personas que creen hacer la gran obra de misericordia porque a un drogadicto de la esquina le dan diez mil pesos dizque para desayunar, cuando lo que necesita es una jeringa para volverse a dopar.  No se hace nada bueno con eso. Usted, antes de dar, tiene que investigar a quién le está dando.  Otros se prestan al negocio sucio de las mafias de la mendicidad.  Existe un cartel de las limosnas establecido por capos que venden la ciudad por sectores.  Si usted les da el valor de una tarifa, le dejan pedir limosna en determinado lugar, en el semáforo de un barrio, de tal hora a tal hora. No se trata de compartir en forma irresponsable para que los problemas crezcan.

 

Vivir sembrando. La ley de la siembra y la cosecha es ineludible, como todas las leyes de Dios.

    

 No se engañen: de Dios nadie se burla.  Cada uno cosecha lo que siembra.  Gálatas 6:7.

Aquí no dice que alguien recogerá lo que no haya sembrado, sino claramente que lo que usted siembra, exactamente eso que siembra, es lo que va a recoger como cosecha.  Se cumple en forma inexorable.  Si usted siembra amor, recoge amor; si siembra odio, recoge odio; si siembra guerra, recoge guerra.  Una causalidad milimétrica. Usted siembra dinero y recoge dinero. Lo mismo que siembra es lo que recogerá.  Este principio eterno, viene desde el Edén.  El hombre fue colocado en la tierra por Dios como sembrador y segador.  La siembra y la cosecha fue un propósito de Dios para la humanidad.  Algunos quieren especializarse en recoger sin sembrar, algo imposible. El que no siembra no recoge.  Aún más grave: El que no siembra, llegará un día en que no tendrá una migaja que caiga de la mesa ajena, ni un grano de la sementera de su prójimo.  Somos sembradores y somos segadores.

 

 

  (Darío Silva-Silva. Extractado del libro Las Llaves del Poder, página 296-299)

Read More

La Generosidad | Las riquezas que Dios nos ha dado P3

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

Las finanzas. No se debe confundir finanzas con posesiones, porque no significan lo mismo. El trabajo es una posesión, y por lo tanto, yo digo: Voy a posesionarme del trabajo.  Tu salario es la finanza, lo que recibes por tu trabajo.  Resulta lamentable la situación de muchas personas, en las iglesias cristianas, cuyos problemas son las finanzas. ¿Por qué? ¿Qué es lo que está fallando? ¿Por qué razón los recursos económicos no alcanzan?  Algunos tienen posesiones pero no tienen finanzas. La Biblia, como siempre, puede descorrer el velo:

 

 Ustedes siembran mucho, pero cosechan poco; comen, pero no quedan satisfechos; beben, pero no llegan a saciarse; se visten, pero no logran abrigarse; y al jornalero se le va su salario como por saco roto. 

Hageo 1:6.

 

 Cualquier parecido con personas de hoy, no es mera coincidencia.

 

 Ustedes esperan mucho, pero cosechan poco; lo que almacenan en su casa, yo lo disipo de un soplo. ¿Por qué? ¡Porque mi casa está en ruinas, mientras ustedes sólo se ocupan de la suya! -afirma el Señor Todopoderoso-. Vers. 9.

 

 Algunos no han entendido una verdad sencilla: Que somos simples administradores.  Don Nicolás de Maquiavelo decía que el hombre perdona todo; las traiciones de los amigos y hasta la de la mujer, pero hay algo que ningún hombre perdona y es que le toquen la bolsa.  Algunos  tienen la chequera por corazón, o el corazón por caja fuerte.  Para ellos, este tema es fastidioso.  Proclaman, muy orondos: Mi casa, mi finca.  No digas mí, mi, mi; porque eso es no, no, no.  Nada es tuyo, todo es de Dios, sólo que El, en su infinita misericordia, te permite administrar algunas de sus cosas.  Si no entendemos esta verdad tan elemental, jamás podremos manejar correctamente las finanzas.  Dios nos entrega algunos tesoros, pocos o muchos.  Lo único que espera de nosotros es que seamos generosos. No pide nada más.  Pero Dios tiene normas administrativas y políticas de empresa que tú tienes que cumplir si quieres que las finanzas funcionen bien.  Debes aprender de memoria la clave de la caja fuerte, que se llama generosidad.

 

 Observa que las riquezas no sólo son escrituras públicas, títulos-valores, ni cuentas de ahorros; también tu empleo es una riqueza que Dios te ha dado y, donde quiera que labores, eres un administrador, tienes un jefe, un dueño de la empresa, que vendrá a pasar revista a los libros de Contabilidad y a tomar cuenta de la forma como hayas administrado las riquezas que te confió: Sea la vida, sea el tiempo, sean los talentos, sean las posesiones o las finanzas. Lo único que Dios espera es que seamos generosos con las riquezas que El nos ha confiado.

 

 

  (Darío Silva-Silva. Extractado del libro Las Llaves del Poder, página 294-296)

Read More