CR - Colombia
CR - España
CR - Panamá
CR - USA

 

Author: Casa Roca

VI-DIC-02

La Obediencia Como Mandamiento

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

Obediencia a los padres.  En los últimos tiempos la sicología ha invertido algunos principios y valores, lo ha puesto todo patas arriba, ha autorizado a los pájaros a tirarles a las escopetas.  Sin embargo, la Palabra de Dios afirma:    

Hijos, obedezcan a sus padres en todo, porque esto agrada al Señor.

(Colosenses 3:20).

 

Un negocio redondo hace el buen hijo, porque éste es el único mandamiento con promesa: “Honra a tu padre y a tu madre para que tengas largos años sobre la tierra y todo lo que emprendas te salga bien”. Este mandamiento nos recuerda que Dios se identifica como Padre. ¿Qué quiere decir Abba? No quiere decir padre, escuetamente, sino más bien papito o daddy.  Dios se identifica con la paternidad. Y, por cierto, el Decálogo no contiene mandamiento alguno de los padres hacia los hijos. Danny Berríos, un querido amigo, me hace llorar cuando canta. No sé que me pasa con la unción de Danny.  Y él tiene una canción muy linda en la que le ora al Padre celestial por su hijo, y le dice:

 

Señor, yo quiero ser como tú,

porque él quiere ser como yo.

 

¿Cuál es el modelo de padre? Nadie razone: Yo soy el padre, o la madre, y me tienen que hacer reverencias y obedecerme en forma ciega. ¡No! La palabra es clara:

 

Padres, no exasperen a sus hijos, no sea que se desanimen.

(Vers. 21).

 

Todas las cosas deben hacerse con amor.  El que ejerce autoridad, hágalo con amabilidad y los hijos no olviden que el que honra al padre terrenal, honra al padre celestial.

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro Las Llaves del Poder, páginas 243-244)

Read More
VI-DIC-01

La Obediencia Como Mandamiento

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

Obediencia entre cónyuges.  Dios es la Suprema Autoridad, pero tiene autoridades delegadas. Uno de los errores más graves que se cometen, aún dentro del ámbito cristiano, consiste en pensar que, como yo estoy sometido a la autoridad de Dios, puedo evadir a las autoridades delegadas por Él. Cuando usted desacata a la autoridad delegada, desobedece directamente a quien hizo la delegación. Pasar por alto las autoridades que Dios puso sobre usted, equivale a pasar por alto la autoridad misma de Dios.

 

Esposas, sométanse a sus esposos, como conviene en el Señor.

(Colosenses 3:18).

 

Esta es una cosa que casi nunca cumplen las señoras, para después preguntar: ¿Por qué no recibo las bendiciones de Dios? Pero, por supuesto, no podemos aceptar la común calumnia contra el cristianismo, y muy particularmente contra San Pablo, sobre supuesto machismo.  Porque, si uno sigue leyendo esta Epístola, encontrará el equilibrio y el balance de la fe cristiana.

 

Esposos, amen a sus esposas y no sean duros con ellas.

(Vers. 19).

 

Hay quien cree que vale sólo la parte que Dios le ordena a la mujer, e invalida la que le ordena al varón. Pero ¿es tan autoridad sobre el hombre como sobre la mujer el mismo Dios eterno?. Es un absurdo pretender que exista alguna forma de servidumbre o esclavitud en los hogares. No se encuentra una sola porción en la Palabra divina que le dé a una persona la potestad de humillar o sojuzgar a un semejante. Lo que la Biblia dice, desde el principio hasta el fin, es que no hay acepción de personas frente al Señor. La mujer es llamada ayuda idónea o adecuada, no esclava. Tiranías como: Aquí yo doy las órdenes y la mujer tiene que obedecer, son extrabíblicas. El Señor le dice a Abraham, ejemplo de creyente: En todo lo que te dijere tu mujer, oye su voz. La mujer no toma la decisión, la tiene que tomar el varón; pero la mujer con su intuición natural -si es muy espiritual, con su palabra de ciencia – detecta situaciones que al hombre le pasan inadvertidas. Lo que el hombre debe hacer es analizar  el dato aportado por la mujer y tomar la decisión.

 

Para las Sagradas Escrituras, el hombre y la mujer se tienen que complementar, someterse el uno al otro a las obligaciones de esta vida, respetando el natural reparto que Dios ha dado a cada uno de los sexos, sin interferencias. Pero no hay tal cosa como que el uno manda olímpicamente y el otro obedece con sumisión. Cónyuge significa el que comparte el yugo, como en las yuntas de bueyes. Los esposos se tienen que ayudar y su autoridad sobre los hijos es compartida.

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro Las Llaves del Poder, páginas 241-243)

Read More
VI-NOV-05

Obediencia | La Obediencia Como Mandamiento

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

No se puede juzgar a la obediencia como consejo, o como recomendación, o como sugerencia.  La obediencia solo puede mirarse como mandamiento.

 

Obediencia a Dios.  Jesús es, por supuesto, el mayor ejemplo de obediencia. Examinar sus reacciones nos ayudará enormemente a desarrollar esta escasa virtud en nuestra vida.

 

De nuevo lo tentó el diablo, llevándolo a una montaña muy alta, y le mostró todos los reinos del mundo y su esplendor.  -Todo esto te daré si te postras y me adoras. -¡Vete, Satanás! -le dijo Jesús-. Porque escrito está: Adora al Señor tu Dios y sírvele solamente a él.  (Mateo 4:8-10).

 

Aquí tenemos, ni más ni menos, el enfrentamiento definitivo entre la salvación y la condenación, entre la luz y las tinieblas. Es decir, entre Cristo y Satanás. Pero observemos cómo la confrontación es, en realidad, entre la rebelión y la obediencia. El primer desobediente no es un ser humano, es el antiguo comandante de las huestes angélicas, el portador de la luz, que se rebeló contra Dios, e inauguró la desobediencia en el Universo.  En este pasaje vemos al gran desobediente enfrentado a Aquél que encarna la obediencia suprema, nuestro Señor Jesucristo. El diablo busca que le adoren y le sirvan y, al que se comprometa a adorarlo y a servirlo, le ofrece como contraprestación todos los reinos de la tierra. Jesús no se deja seducir, él es el mejor ejemplo de obediencia que el universo conoce y simplemente contesta: Solo a Dios hay que obedecer. ¿Qué es obedecer a Dios? Allí se dice: Adorarlo y servirlo. Por consiguiente, obedecer es adorar y servir, y toda forma de desobediencia, por pequeña que sea, por minúscula que parezca, es adoración satánica.  Siempre que se incurre en un acto de desobediencia, se adora y sirve al príncipe de las tinieblas.

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro Las Llaves del Poder, páginas 240-241)

Read More
VI-NOV-04

La Soledad Compartida | La Pureza

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

Ahora bien, el apóstol San Pablo, sistematizador de la doctrina cristiana, ha explicado a las claras que el matrimonio, simultáneamente con otras funciones específicas que tiene, es un poderoso escudo contra las tentaciones, un muro de contención frente a la inmoralidad sexual.

 

“El hombre debe cumplir su deber conyugal con su esposa, e igualmente la mujer con el esposo. La mujer ya no tiene derecho sobre su propio cuerpo, sino su esposo. Tampoco el hombre tiene derecho sobre su propio cuerpo, sino su esposa. No se nieguen el uno al otro, a no ser de común acuerdo, y solo por un tiempo, para dedicarse a la oración. No tarden en volver a unirse nuevamente; de lo contrario, pueden caer en tentación de Satanás por falta de dominio propio” (1 Corintios 7: 3-5).

 

Pese a tan claras instrucciones, es inquietante ver cómo el negarse a tener relaciones sexuales se usa a menudo a manera de castigo o desquite por actuaciones del cónyuge. Actitud semejante solo contraría el plan de Dios, pues  en una pareja de creyentes todo ha de hacerse de mutuo consentimiento. Para los cristianos la unión conyugal debe ser la tumba del machismo y el feminismo por igual. Se sobreentiende que el matrimonio no es un simple biombo detrás del cual pueda practicarse toda clase de aberraciones sin límite alguno; deleitarse no significa mancillarse.

 

“La voluntad de Dios es que sean santificados; que se aparten de la inmoralidad sexual; que cada uno aprenda a controlar su propio cuerpo de una manera santa y honrosa, sin dejarse llevar  por los malos deseos como lo hacen los paganos, que no conocen a Dios” (1 Tesalonicenses 4:3-5).

 

¿Permitiría usted que su pastor alquilara el tempo de su iglesia para ser usado como discoteca, bar, expendio de drogas o burdel? No, desde luego, su destinación exclusiva es la de un lugar de culto a Dios. De igual manera, siendo su cuerpo el templo viviente del Espíritu Santo, ¿cómo degradarlo para actividades viles, contrarias a las que su propio Morador desea que tenga?

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro Sexo en la Biblia, páginas 212-214)

Read More
VI-NOV-03

Cuando Marx y Freud se abrazaron | El Gueto Dorado

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

Otro judío, también germánico, el vienés Viktor Frankl, no tuvo gueto dorado durante la guerra, sino un horrible campo de concentración nazi.  Allí, en la soledad y el dolor, redescubrió sus raíces espirituales y pudo afirmar que el hombre es ‘un espíritu rodeado de capas sicosomáticas’, y propone que se pase de la idea dicótoma a la tricótoma, lo cual lo sintoniza con san Pablo.

 

Que Dios mismo, el Dios de paz, los santifique por completo, y conserve todo su ser-espíritu, alma y cuerpo- irreprochable para la venida de Nuestro Señor Jesucristo

1Tesalonicenses 5:23

 

En el campo cristiano ha bajado de volumen la discusión entre tricótomos y dicótomos, ya que estos últimos reconocen en la parte inmaterial del hombre dos componentes: alma y espíritu.

 

Esta discusión alrededor de Marcuse, el inmigrante que conmocionó a los Estados Unidos, no es caprichosa ni traída de los cabellos.  Con el arribo de la élite alemana a las universidades y los medios de comunicación norteamericanos,  el llamado ‘cinturón bíblico’ dejo de ser cinturón de castidad para el buen gringo.  Muy atrás quedaron los bucólicos tiempos  que la Casita de la Pradera y los Ingalls quisieron perpetuar en la TV con la capilla del pueblo endomingada por una feligresía de punto en pie y un pastor de cuello y estola dirigiendo la acción de gracias al Creador por la abundancia de la tierra y la inocencia de los niños.

 

Y así llegó la posmodernidad con todos sus estragos: la descomposición de la familia, la libertad sexual, la prohibición de la enseñanza religiosa en las escuelas, Elvis Presley, los Beatles, los hippies, la muerte de Dios…Las iglesias, en tanto, sometidas a presiones delirantes, tomaron  uno de dos caminos: un fundamentalismo hirsuto, en contravía con el pensamiento de actualidad; o un liberalismo desbordado que trajo la incontrolable permisividad que hizo de sus creyentes caricaturas de cristianos, lejos de la santidad predicada por Wesley.

 

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Eterno Presente, páginas 150-151)

Read More
VI-NOV-02

Cuando Marx y Freud se abrazaron | El Gueto Dorado

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

La deserción de los afroamericanos hacia el Islam no fue masiva porque el Espíritu Santo sopló sobre Martin Luther King, el buen bautista que reactivó el poder de Dios en los corazones atribulados; su martirio fue el inicio de una sociedad más justa e igualitaria. Sería deplorable que ahora, bajo pretexto de protección nacional, Estados Unidos cambiara sus leyes migratorias, especialmente para el caso de los latinoamericanos. Está bien que se controle la inmigración ilegal, pero hay mucha gente talentosa y honesta que puede enriquecer a la propia nación que le abre sus puertas.

 

Durante la II Guerra Mundial, lúcidos cerebros europeos vinieron a engrosar la evolución intelectual, científica y tecnológica de los Estados Unidos. La puerta se abrió de par en par incluso para quienes podían socavar, con líneas de pensamiento adversas, la estructura misma de la nación.  Por ejemplo, Herbert Marcuse, un judío que montó su propio ‘gueto dorado’ en Harvad, como bien lo expresará Alberto Lleras Camargo, y que fuera eficaz  colaborador de los servicios de inteligencia.

 

Nacido en el seno de la más alta burguesía berlinesa, era un hebreo germanizado, fenómeno común y corriente durante la época imperial. Su amigo entrañable Miguel Siguán lo define como refinado en sus gustos y modales, con estampa de gran señor, de una simpatía contagiosa. Se dice que hablaba un alemán delicioso y un inglés machacón y que, en las discusiones a las que era tan dado, solía estallar en súbitas cóleras.  Dueño de una mente sincrética, había asimilado las grandes corrientes europeas de su adolescencia, juventud y comienzo de la madurez: arte abstracto, cine expresionista, teatro social, arquitectura integral. Uno de sus materiales predilectos de trabajo fue el marxismo, al que le descubrió raíces hegelianas. ¡Hasta verdad será!.

 

El importó unos temas revolucionarios de meditación que, a la larga, erosionaron la unidad del pensamiento norteamericano, sólidamente guiado por el evangelio y la democracia. Fue Marcuse el gran culpable de la rebelión de los estudiantes y el caso de su discípula amada Ángela Davis no es el único de estadounidenses que abrazaron el marxismo. Su logro capital fue fraternizar a Marx con Freud, armando así el centauro sobre el cual ha cabalgado la sociedad humana a lo largo del siglo XX.

 

Su teoría del hombre unidimensional es materialista cien por ciento: según ella el ser humano como unidad física en sí mismo produce de sus propios materiales todo cuanto es: el cuerpo, la psiquis, la mente, los sentimientos y eso que algunos llaman la conciencia. Por fortuna hubo otros inmigrantes, también germanos: Bultmann, Barth, Tillich; ellos  pusieron un muro de contención para impedir que desertaran muchos valores intelectuales y científicos hacia el ateísmo. El caso del siquiatra David Allen es notable: formado médicamente  por Fromm y teológicamente por Tillich, abrazó la fe cristiana como la única que puede dar respuesta a la angustia existencial.

 

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Eterno Presente, páginas 148-150)

Read More
VI-NOV-01

Cuando Marx y Freud se abrazaron | Destino Manifiesto

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

Pero hay algo más: esta nación fue llamada justamente por Jean-Jacques Servan- Shreibr ‘la potencia generosa’, debido a su Plan Marshall que patrocinó la recuperación de Europa y el Japón; pero igual tratamiento no recibieron otros países sumidos en la peor de las guerras, que es la pobreza. América Latina, por ejemplo, nunca fue protegida desde el norte, no hubo chequeras suculentas que ayudaran a su desarrollo, el Tío Sam no fue visionario para impulsar a sus vecinos hacia la prosperidad. Y de esta manera, por omisión flagrante, se permitió la peste de una injusticia social insoportable, y esta trajo, como lógica consecuencia, la irrupción de rebeldes armados que, finalmente, desembocaron en el terrorismo.  Así están las cosas.

 

Sin embargo, si se despierta el espíritu cristiano de la nación americana, si se reexamina el tema de su  ‘destino manifiesto’, es de esperarse que se produzca un vuelco para que las tensas relaciones norte – sur entren en una etapa de distensión hacia un futuro promisorio.  América Latina es el continente de la esperanza, como cabalmente se le ha llamado. Nadie en el siglo XXI lo podrá desconocer, o echar a un lado. Aquí se gesta el futuro mismo de la humanidad. Y, por eso, los cristianos de uno y otro lado del Río Grande, frontera de fronteras, hemos de orar unidos al Dios común para que sea la luz del Evangelio la que ilumine la nueva y necesaria cooperación.

 

La solución no es simplemente disparar. Mientras el gobierno hace lo suyo, la iglesia deberá tomar su lugar en la guerra, con un ejército que marche triunfante de rodillas, pero capaz de poner su fe en acción. Jean Francoise Revel planteó una tercera línea de pensamiento cuando hizo el doble rechazo ‘Ni Marx ni Jesús’. Era una visión europea de la pugna ideológica planteada por el comunismo a la sociedad cristiana occidental. Estados Unidos, manteniendo en una mano la antorcha de la libertad y en la otra la cruz, trazó la disyuntiva rotunda: ‘O Cristo o Marx’. El asunto se dirimió, como siempre ha ocurrido, a favor del Nazareno, cuando el muro de Berlín se vino a tierra sin que se usaran catapultas.

 

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Eterno Presente, páginas 147-148)

Read More
VI-OCT-04

Cuando Marx y Freud se abrazaron | Destino Manifiesto

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

El pueblo de Israel ha tenido un destino manifiesto: por su intermedio Dios nos dio su Palabra, y de su ADN se formó en cuanto Hombre nuestro Divino Redentor. Pues bien, el que mucho ha recibido, mucho deberá dar. Israel fue algunas veces irresponsable en el uso del capital espiritual que Dios depositara en sus manos, y ha sufrido consecuencias catastróficas porque hay una causalidad ineludible en toda humana acción.

 

El caso de los Estados Unidos de América es similar. Los padres misioneros que declararon con decisión, al arribar a las playas del Atlántico Norte: “Esta tierra es para Cristo”, se ataron con los dichos de su boca, como dijo Salomón. Aquella frase simple y rotunda fue la cláusula penal de un contrato con Dios: si se cumple, viene la bendición; si se transgrede sobreviene la maldición. Estados Unidos, al igual que Israel, ha pasado alternativamente por el círculo vicioso: obediencia-bendición-desobediencia-reprensión-arrepentimiento-bendición. Pero hay algo que Dios pondrá en la cuenta de esta nación: siempre ha regresado a sus raíces como el propio Israel.

 

El instrumento de la última amonestación divina ha sido el terrorismo. Por largos años, los Estados Unidos fueron indiferentes a este fenómeno, porque no los había afectado en forma directa. La suerte del mundo sería otra si el Tío Sam hubiera declarado la guerra al terrorismo cuando éste provocó tantos estragos a tanta gente en tantos lugares. La filosofía pragmática que ha guiado al norteamericano tiene enormes ventajas pero, a veces, acarrea adversidades. El encogerse de hombros y decir: ‘No es mi problema’, siempre ha terminado por volver su propio problema lo que era problema de los demás. Dos casos recientes en el tiempo lo demuestran: Pearl Harbor, obligó a Roosewelt a meterse a fondo en la II Guerra Mundial e inclinar la balanza para ganarla a favor de la democracia y contra el terrorismo totalitario de estado; Twin Towers ha obligado a George Bush a enfrentar con decisión al nuevo terrorismo en sus variadas formas.

 

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Eterno Presente, páginas 146-147)

Read More
VI-OCT-03

Cuando Marx y Freud se abrazaron

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

Hemos descubierto al enemigo; somos nosotros mismos

Pogo

 

El tercer milenio de la era cristiana se ha iniciado frente a un panorama complejo, de pronóstico reservado, como un crucigrama lleno de casillas en blanco y preguntas capciosas.  Pero, analizados los acontecimientos con la simple lógica que el cristianismo nos ha enseñado durante dos mil años, podemos extraer lecciones claras y valiosas:

 

La medición del tiempo es imprecisa en los calendarios ideados por el hombre para tasar su propia temporalidad. Los acontecimientos son gotas insignificantes en el gran océano de la eternidad. El tiempo es relativo a la velocidad; el futuro se hace presente y cruza al pasado raudamente porque el hombre posmoderno vive de prisa. Hoy todo es rápido: el ya casi se transforma en el ahora y el ahora en el ya fue en una intemporalidad incomprensible y angustiosa.

 

El 11 de septiembre del año 2001 ha sido marcado con fuego como un hito en el humano caminar hacia la muerte, ese puerto final donde no hay fechas, ni calendarios, ni milenios, ni instantes, ni minutos, ni eras, ni siglos, ni semanas.  Solo la edad de Dios que es la eternidad.  Destinado a  vivir en ella, el hombre solo tiene dos opciones voluntarias en la disyuntiva dramática de su interminable porvenir que es el eterno presente: o está con Dios para siempre, o separado de Dios por siempre.

 

Es en este punto focal donde las cosas que ocurren adquieren contenido y significación.  Por eso existe la profecía, el oficio de indagar en la Mente Divina los signos de los tiempos y darlos a conocer a quienes pueden beneficiarse con el diagnóstico de las señales cifradas que el Sí Mismo nos envía desde más allá del Cosmos para ayudarnos en nuestra debilidad e ignorancia.

 

Varios profetas advirtieron que pasaría lo que ha pasado, pero no les prestaron atención.  Las gentes posmodernas como en los tiempos de Jeremías, se procuran profetas que les digan lo que quieren oír y no lo que Dios les manda a decir. Por eso, aquel fiel siervo del Señor vio transformadas sus profecías en lamentaciones. Como hoy David Wilkerson y Billy Graham.

 

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Eterno Presente, páginas 145-146)

Read More
VI-OCT-02

La Conexión Misteriosa | Símbolos y Médiums

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

Stephan Mallarmé fue el gran mentor de los simbolistas, y es fácilmente detectable su similitud con las actuales técnicas de la Nueva Era.  En su Tratado del Verbo, leemos:

 

La A es negra, la E blanca, la I roja, la U verde y la O azul.  La A corresponde al órgano y expresa la monotonía, la duda y la sencillez.  La E expresa lo que las arpas, esto es, la serenidad.  La I hace el oficio de trompeta y produce el sentimiento de la gloria y la ovación.  La O es el violín y nos impresiona con la plegaria y la pasión.  La U es la flauta y da el resultado de la ingenuidad y la sonrisa.

 

Mallarmé dijo que los artistas son antenas que reciben mensajes del más allá y los transmiten en símbolos humanos.  Dicho en términos ocultistas, el simbolismo poético era (¿o es?)  una mediumnidad, idea tomada de la mitología griega que llamó musas a los espíritus guías de los artistas.  Los simbolistas fueron muy excéntricos: su antecesor Edgar Allan Poe, especialista de cuentos terroríficos con almas en pena y posesiones demoníacas, murió de delirium tremens y su cadáver, lamentablemente, fue hallado junto al basurero de Nueva York; otro de sus precursores, el marqués de Sade, dio origen a la palabra que define una penosa aberración: sadismo. Algunos de estos artistas eran homosexuales e hicieron vida en común. En una ocasión Paul Verlaine disparó sobre el llamado ‘niño terrible’ Arthur Rimbaud. Los apodados ‘poetas malditos’ eran, por lo general, opiómanos, que hoy llamaríamos drogadictos; y su gran estrella, Charles Baudelaire, escribió Las Flores del Mal,  libro en el cual figura un poema de título escandaloso: Oración a Satán.  Fue el propio Baudelaire quien dijo que la mayor argucia del diablo es convencernos de que no existe.

 

Este contacto artístico con el reino de tinieblas fue palpable en militantes de otros movimientos de vanguardia.  Por ejemplo, gran agitación produjo José Carducci con su Himno a Satanás, de un naturalismo panteísta contra las disciplinas religiosas; y a Héctor Berlioz, emblema del pentagrama impresionista, especialmente por su Sinfonía Fantástica, un sector de la crítica lo llamó abiertamente ‘el músico del diablo’.  Preocupa, por lo tanto, (no hay para que disimularlo)  un cierto tipo de iluminados que se infiltran en grupos cristianos a transmitir mensajes que provienen del más allá.  Pero, ¿de cuál sector del más allá?

 

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Reto de Dios, páginas 164-165)

Read More