CR - Colombia
CR - España
CR - Panamá
CR - USA

 

Darío Silva-Silva

VI-MAY-02

La Obediencia | Los Estragos de la Desobediencia P3

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

Nadab y Abiú contra Aarón.  Aquí hablaremos de actividades litúrgicas y religiosas, y de la participación de sacerdotes y levitas en ellas.

       

Pero Nadab y Abiú, hijos de Aarón, tomaron cada uno su incensario y, poniendo en ellos fuego e incienso, ofrecieron ante el Señor un fuego que no tenían por qué ofrecer, pues él no se lo había mandado.  Entonces salió de la presencia del Señor un fuego que los consumió, y murieron ante él.  Moisés le dijo a Aarón: De esto hablaba el Señor cuando dijo: Entre los que se acercan a mí, manifestaré mi santidad, y ante todo el pueblo manifestaré mi gloria. Y Aarón guardó silencio.

 (Levítico 10:1-3).

 

Aarón entiende perfectamente lo que ha pasado con sus hijos y no hace reclamos a Dios.  No dijo, por ejemplo: Señor, eso fue simplemente una ligereza de los muchachos.  ¿Por qué callar? El es el Sumo Sacerdote, y sus hijos se hallan autorizados para subir al altar y ministrar las cosas sagradas.  Pero aquí lo hacen a espaldas de su padre, sin estar autorizados a prender el fuego, pues el único que podía hacer tal cosa era Aarón.  Hoy en día, en no pocas iglesias, no todos los colaboradores se someten a la autoridad del líder.  A veces, aún las ovejas cometen ligerezas al estilo de Nadab y Abiú, que pueden traer consecuencias fatales sobre sus vidas.  En grupos caseros de oración, y, sobre todo, en ejercicio de dones espirituales, hay personas no autorizadas que, a espaldas de su pastor, prenden el fuego extraño.  Esta es una forma de rebelión más común de lo que uno se imagina, y quienes la practican suelen preguntarse: ¿Por qué Dios no me bendice? ¿Por qué no llegan las promesas bíblicas a mi vida, mi familia, mis finanzas?  Porque es necesario oír y cumplir la Palabra del Señor, y nunca un desobediente recibirá bendición del cielo.  No es asunto de poca monta entregarse a imponer manos, profetizar y, en general, realizar actividades espirituales, sin autorización para ello.  Es peligroso acercarse al fuego espiritual sin estar bajo autoridad, porque su llama consume a los rebeldes.  El fuego extraño siempre causa daño.

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro Las Llaves del Poder, páginas 252-253)

Read More
VI-MAY-01

La Obediencia | Los Estragos de la Desobediencia P2

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

Cam contra Noé. Ya pasó el Diluvio.  Los hombres cultivan otra vez los campos.  Se está recreando la especie humana sobre este planeta.

 

Noé se dedicó a cultivar la tierra, y plantó una viña.  Un día, bebió vino y se embriagó, quedándose desnudo dentro de su carpa.  Cam, el padre de Canaán, vio a su padre desnudo y fue a contárselo a sus hermanos,

 que estaban afuera. 

(Génesis 9:20-22).

 

Cam no se conforma con burlarse de su padre, sino comunica a sus hermanos el lamentable estado del patriarca para que ellos participen de su rebelión.  Pero, qué diferencia de conducta se observa entre la suya y la de Sem y Jafet.

 

Entonces Sem y Jafet tomaron un manto, se lo echaron sobre los hombros, y caminando hacia atrás cubrieron la desnudez de su padre.  Como miraban en dirección opuesta, no lo vieron desnudo.

(Vers. 23).

 

Reverencia, respeto: Sí, es cierto, nuestro padre se ha emborrachado, pero nosotros no lo infamaremos por eso.  Al fin y al cabo, él es nuestra autoridad.

 

Cuando Noé despertó de su borrachera y se enteró de lo que su hijo menor le había hecho, declaró:

¡Maldito sea Canaán! Será de sus dos hermanos el más bajo de sus esclavos.

(Vers. 24-25).

 

Dios había bendecido a Noé y a sus tres hijos, y el patriarca no podía revocar la bendición de Cam.  Por eso, le maldice su descendencia.  Sin entrar en muchos detalles, la historia nos enseña por los desarrollos inmediatos que la simiente de Cam surgió bajo maldición, hasta el punto de que Canaán es el antepasado de Nimrod, el primer rebelde espiritual después del Diluvio, constructor de la Torre de Babel, quien se endiosa a sí mismo, e inicia la religión babilónica, culto satánico por excelencia.  Por su parte los hijos de Canaán -los cananeos- fundaron una religión de error en su tierra.  Aprendamos un principio elemental, que Watch Man Nee enseñó hace décadas: Nadie tiene autoridad para juzgar a su autoridad. ¿Las autoridades cometen errores? Sí, pero el que está bajo autoridad no tiene ningún derecho a infamarlas.  En otras palabras, Cam no podía juzgar a su padre, aunque éste hubiera pecado.  Noé tenía quién lo juzgara, sobre él reposaba la autoridad suprema de Dios.  Hay que ser muy cuidadosos para no asemejarnos a este joven inconsciente que trajo maldición sobre su propia descendencia de generación en generación, ya que la desobediencia corrompe la conciencia.

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro Las Llaves del Poder, páginas 250-252)

Read More
VI-ABR-04

La Obediencia | Los Estragos de la Desobediencia P1

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

Satanás ya se encuentra instalado en la tierra.  Juan lo identifica con la serpiente antigua que rondaba por el Edén.  Aquí comienza la erosión de la desobediencia.

 

Adán y Eva contra Dios. Dios coloca a la especie humana en el Edén para que viva a plenitud, sin ningún problema.  El hombre no fue diseñado para sufrir, ni para enfermarse, ni para cansarse.  El proyecto original era otro: Dios entrega al ser humano todos los bienes de la tierra pero le pone una condición.

 

Pero del árbol del conocimiento del bien y del mal no deberás comer.

El día que de él comas, ciertamente morirás. 

(Génesis 2:17).

 

Requisito Único. Son libres, son felices, tienen una relación con Dios, no van a morir, ni siquiera a envejecer.  Pero la condición es: No me desobedezcan, los pruebo con el conocimiento del bien y del mal.  Captamos cómo lo que la Nueva Era ofrece hoy a la gente es ser como Dios, por medio del conocimiento.  Tal doctrina no es ni tan nueva, ni tan era.  Sólo era la era que no era.  ¿Cuál es el desenlace trágico de este asunto?

 

La serpiente era más astuta que todos los animales del campo que Dios el Señor había hecho, así que le preguntó a la mujer: -¿Es verdad que Dios les dijo que no comieran de ningún árbol del jardín? -Podemos comer del fruto de todos los árboles -respondió la mujer-. Pero, en cuanto al fruto del árbol que está en medio del jardín, Dios nos ha dicho: No coman de ese árbol, ni lo toquen; de lo contrario, morirán. Pero la serpiente le dijo a la mujer: -¡No es cierto, no van a morir! Dios sabe muy bien que, cuando coman de ese árbol, se les abrirán los ojos y llegarán a ser como Dios, conocedores del bien y del mal. 

(Génesis 3:1-5).

 

Hoy lo que anda vendiendo por ahí la Nueva Era es precisamente ese embuste.  El hombre es dios, a través del conocimiento seremos divinos. La Biblia muestra cómo el origen del pecado humano es querer ser como Dios.  ¡Qué diferencia radical!  La Biblia dice: Hay que creer.  La Nueva Era dice: Hay que conocer.  Pero como lo analizamos al exponer la llave de la fe, para nosotros no es importante conocer, nos basta creer.  Si Dios lo dice, yo lo creo, aún contra toda evidencia de mi mente.  Por lo tanto, la desobediencia es el pecado.  Lean bien: No he escrito: La desobediencia es pecado, ni la desobediencia es un pecado, sino la desobediencia es el pecado.

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro Las Llaves del Poder, páginas 248-250)

Read More
VI-ABR-03

La Obediencia | La Obediencia como Mandamiento

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

Obediencia en la iglesia.  Algunas personas se imaginan que, cuando uno es la autoridad en un lugar, debe eludir los temas relativos a la obediencia.  Esa es una soberana equivocación.  Si algo ha caracterizado al liderazgo espiritual bíblico -es decir, judeo-cristiano-, es que siempre hizo respetar su autoridad.  La Biblia dice

 

Acuérdense de sus dirigentes, que les comunicaron la palabra de Dios. Consideren cuál fue el resultado de su estilo de vida, e imiten su fe.

( Hebreos 13:7).

 

Observemos: Hay aquí exigencias difíciles para los dirigentes de una iglesia.  ¿Cuál es su estilo de vida?  Si la mía es indigna, no tengo ningún derecho a reclamar que mis ovejas me obedezcan.  Pero si no se encuentra en mi conducta algo contrario a la moral, a los principios y valores que inspiran el pastorado, mis ovejas podrán obedecerme.  Por otra parte, si no soy una persona de fe, las ovejas no tienen por qué imitarme.  Es un asunto muy serio.  Tanto, que merecería todo un libro.  Por eso, he instrumentado en mi iglesia esta consigna:

 

El Señor es mi pastor,

el pastor no es mi Señor.

 

Ciertamente un pastor en la tierra no puede enseñorearse de las ovejas, pero la Biblia desea que las ovejas respeten al pastor que Dios ha puesto sobre ellas.

 

Obedezcan a sus dirigentes y sométanse a ellos, pues cuidan de ustedes como quienes tienen que rendir cuentas. Obedézcanlos a fin de que ellos cumplan su tarea con alegría y sin quejarse, pues el quejarse no les trae ningún provecho. ( Hebreos 13:17).

 

Son multitud las personas que en la iglesia desobedecen hasta en mínimos detalles lo que ordenan los dirigentes.  Y toda forma de desobediencia, por minúscula que sea, es honrar y servir al Enemigo de Dios.  Esto no significa que haya creyentes clones, o simples robots.  Como ya se ha dicho, podemos disentir, pero con el debido respeto.

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro Las Llaves del Poder, páginas 247-248)

Read More
VI-ABR-02

Cuando Marx y Freud se abrazaron | Complejidad VS Simplicidad P2

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

Me impactó en mi adolescencia un académico sueco que, al comentar el Premio Nobel de Literatura otorgado a Juan Ramón Jiménez en 1956, dijo a la BBC de Londres que el gran poeta andaluz había dominado como nadie ‘el difícil arte de la sencillez’. Difícil arte ciertamente, en el cual las parábolas de Jesús habrían sido declaradas fuera de concurso.  Fastidian los aires prepotentes de quienes creen que Dios ha hablado al hombre para que éste no lo entienda. El gran problema del cristianismo evangélico es, precisamente, su poder desintegrador. La maraña denominacional ha creado tal trama de contradicciones en sí misma que hoy el creyente desprevenido no sabe francamente a qué atenerse. La iglesia A dice que algo es blanco, la B afirma que ese algo es negro, la C pontifica que todo es gris.

 

En la orfandad de liderazgo que se vive, contrista ver apagarse vidas que han sido teas en la caverna. Billy Graham, por ejemplo, un actualista que permaneció durante largos años siempre vigente, empleando en  forma adecuada los medios del progreso para llevar la luz del evangelio a las almas angustiadas, ha sido hombre sencillo. Una revisión de sus mensajes clásicos sería refrescante para los amigos de las novedades. Auténtico comunicador, el doctor Graham nunca quiso ser original, no empleó frases rebuscadas ni conceptos abstractos, pero nadie ha convertido más almas que él en cien años de historia cristiana.

 

Algo parecido podría afirmarse de Bill Bright, el fundador de la Cruzada Estudiantil y Profesional, poderoso instrumento de evangelización. Hoy, cuando él se apresta, en medio del dolor colectivo, a ir ‘al encuentro del Amado’ – como lo dice con labios sonrientes – sus ‘cuatro llaves’ siguen siendo elementos simples y directos para golpear los corazones y llevarlos al arrepentimiento, la conversión y el encuentro personal con Jesucristo.

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Eterno Presente, páginas 156-157)

Read More
VI-ABR-01

Cuando Marx y Freud se abrazaron | Complejidad VS Simplicidad P1

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

En mi libro El Reto de Dios he planteado el esencialismo, que consiste en desechar todo lo accesorio en aras de lo fundamental. Si algo caracteriza a la sociedad posmoderna es su complejidad. La cultura humana ha acumulado tantos elementos contradictorios entre sí, que hoy no sabemos dónde se encuentra el hilo conductor de un asunto. Existen múltiples ideas para desarrollar cada propósito. Las asesorías, dependiendo de dónde procedan, ofrecen al hombre necesitado de una solución múltiples opciones, algunas disparatadas, otras obvias, pero todas analizables por igual.

 

¿Qué hacer?, es la pregunta clave. El médico con la diagnosis, el abogado con el código, el ingeniero con el teodolito, el economista con la divisa, el jardinero con el abono, el pescador con la red, el financista con el interés, el sastre con la tijera, el cocinero con el adobo, la bruja con el brebaje, el pastor con los versículos, el confesor con las penitencias, el judío con la ley, el juez con el martillo, el futbolista con el balón, el niño con el juguete, todos presumen poseer salidas para todo.

 

Nos hemos complicado en un laberinto de especializaciones donde cada uno de nosotros supone tener siempre para cada problema la última solución, para cada pregunta la última respuesta; o bien, donde cada cual vive en su cubículo reducido y particular, encerrado en lo suyo, ensimismado, sin preocuparse poco ni mucho de lo que otros, en otros cubículos, encerrados en sus particulares mundillos, pueden estar experimentando.

 

Hace falta la simplificación de todas las cosas, el esencialismo de cada profesión. Pero, por supuesto, no se pueden confundir los términos ni las definiciones. Por ejemplo, no es igual lo simple que lo simplista. Simple significa sin gracia, plano, monótono. Un hombre simple es un ingenuo, alguien sin sagacidad. Lo suyo es simpleza. Simplista es el que reduce todo a fórmulas obvias. Simplismo tampoco es simplicidad. Simplicidad es el arte de desenredar los ovillos, de hacer fácil lo difícil, de volver sencillo lo complejo.

 

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Eterno Presente, páginas 155-156)

Read More
VI-MAR-05

Cuando Marx y Freud se abrazaron | Sectas musicales

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

En materias musicales hay mucha tela para cortar. Este arte se ha visto sometido a una gradual y creciente depreciación y vulgarización. Las inspiradas improvisaciones de Louis Armstrong en los viejos tiempos del jazz han dado paso a la explícita ordinariez de los raperos. El gran inconveniente de la música popular de hoy en día radica en su propia construcción rítmica, diseñada para golpear directamente el tálamo, allí donde reside el inconsciente, sin pasar por el cerebro razonante del hombre.

 

Cuando, demos por caso, Agustín Lara decía en su bolero: ‘Piénsalo bien, muchacha, piénsalo bien’, la muchacha lo podía pensar. Hoy los mensajes subliminales y aún los directos no dejan espacio a la reflexión, son dardos de fuego enviados desde las tinieblas exteriores directamente a la voluntad, robotizada por un corazón sin freno, sometido a una mente esclava del pecado. Hace ya varias décadas, el novio enamorado cantaba bajo el ventanal de su amada: ‘Quiero subir contigo al altar’. Hoy en día, en la penumbra mefítica de la discoteca, el adolescente dice a su ramerita con acné: ‘Quiero bajar contigo a la cama’.  El conoce la respuesta desde antes de salir a bailar con ella.

 

Podría hablarse apropiadamente de sectas musicales hoy en día. Nadie negaría que la música juvenil de los estilos light rock, pop, heavy metal y similares, se usan para inducir a sus oyentes a prácticas satánicas. Los Beatles recibieron lecciones de un gurú y su obra maestra ‘Mi dulce Señor’ le ora a un dios que puede llamarse Buda, Krishna, Cristo, cualquier cosa, sin alterarse. La tumba de Elvis Presley es un lugar de peregrinaciones religiosas. Jonh Travolta es adepto de la cienciología. Los Rolling Stones han montado ritos vudú en sus presentaciones públicas.

 

Eduardo Bracho hizo un excelente informe titulado ‘El diablo siempre ha tocado guitarra eléctrica’, cuya conclusión es directa: conciertos de los géneros arriba citados son verdaderos cultos de alabanza y adoración a Satanás, con aterradores desbordamientos de violencia, sexo y droga. Hay una subcultura adolescente nacida de esta música que promueve la anarquía y el desenfreno. Todo ello made in USA. EL crítico Glenn O’Brian ha clasificado a estos ruidos ensordecedores con rudas palabras: “Música estúpida, proletaria e imbécil, hecha por mandibulones y greñudos estúpidos proletarios e imbéciles para renacuajos estúpidos”.

 

La excentricidad que provino de los hippies se manifiesta hoy en pandillas de punks y cabezas rapadas que practican la xenofobia. El informe de la revista ‘Feriado’ dice que las fuentes de la cosmogonía heavy son:

 

Deidades del panteón celta o normando o sajón o vikingo, ceremonialidad bárbara, conductas triviales, sensación de poderío patriarcal.  Las fases ritualísticas que atraviesa un concierto heavy son más complejas que cualquier rito de iniciación chamánica.

Pero Satanás es recursivo.  Al ver – u oir – que estas estridencias repelen a muchas personas, acaba de componerse más sofisticada partitura: Música de la Nueva Era.

 

Bajo la superficie de sonidos naturales – brisas, cascadas, trinos, ecos, lluvias, oleajes, etc. – sutilmente mezclados con arpegios religiosos indígenas y algo de clasicismo, este sistema (utilizado a veces como musicoterapia) conduce en suave rélax al oyente  a involuntarias actitudes panteístas. La adoración de la naturaleza es una grosera  forma de idolatría, porque consiste en rendir a la criatura el culto que solo se debe rendir al Creador.

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Eterno Presente, páginas 153-155)

Read More
VI-MAR-04

Cuando Marx y Freud se abrazaron | La gran síntesis P2

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

Uno de los pontífices mundiales de la Nueva Era, David Spangler, afirma que el ser que ayuda al hombre a alcanzar su punto culminante es Lucifer, a quien él llama ‘el ángel de la evolución del hombre, el espíritu de luz en el mundo microscópico, un agente del amor de Dios actuando por medio de la evolución’.

 

El cuadro se completa con la influencia de la música que siempre ha sido decisiva sobre la sociedad. Muchos inmigrantes, especialmente judíos, enriquecieron el repertorio norteamericano, elevando el jazz a música sinfónica. Tal es el caso de George Gershwin, Leonard Berstein e Irving Berlin, para citar algunos. El poder de asimilación de los Estados Unidos es tremendo: el italiano Toscanini, el ruso Stravinsky, el checo Dvorak, el austríaco Schoenberg y muchos más de varias nacionalidades, han realizado gran parte de su obra musical en Norteamérica.

 

Hubo un momento en que resultaba difícil escoger al mejor violinista del mundo porque tres judíos norteamericanos se disputaban la preeminencia: Yehudi Menuhin, Hacha Haifetz e Isaac Stern.  Hoy, en el terreno de la música popular, los latinoamericanos son los favoritos.  Este es, como se ha dicho razonablemente, el país de las oportunidades, donde se vale por lo que se es individualmente, sin tomar en cuanta raza, color, posición económica, religión, ideas políticas o nacionalidad.

 

Pero es forzoso reconocer que esta apertura generosa al inmigrante ha traído, también, estragos inevitables en muchos casos. Preocupa actualmente el caso latinoamericano, para ser precisos. Un síntoma de la pauperización que los inmigrantes del tal origen ocasionan sobre sus sitios de influencia se hizo notorio en el sur de la Florida. Recientemente, una estación radial que se especializaba en transmitir música culta, ante el fracaso de su pauta publicitaria, se dedicó al rock pesado y otras formas rastacueras del pentagrama popular, bajo estruendoso aplauso del respetable público, que antes bostezaba con Beethoven y Bach.

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Eterno Presente, páginas 152-153)

Read More
VI-MAR-03

Cuando Marx y Freud se abrazaron | La gran síntesis

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

En el arte se ha dado un proceso similar: grandes genios culturas de diversas actividades emigraron desde Europa trayendo en sus valijas lienzos, bronces, partituras, poemarios. Enormes barcos arrojaban sobre el puerto de Nueva York, iluminado por la antorcha de “Lady Libertad”, verdaderas legiones de cerebros fugados. La capital del mundo cumplía así su propio destino manifiesto: albergar todas las razas, todas las nacionalidades, todas las religiones, todas las lenguas, todos los todos de todas partes en una gran síntesis que fue finalmente lesionada el 11 de septiembre.

 

En medio del gentío abigarrado hubo filtraciones: anarquistas, mafiosos, fanáticos, portadores de nuevas espiritualidades que llevaron a una sociedad posmoderna en la cual los principios y valores cristianos han sido desplazados en muchos casos por artilugios satánicos. Allí mismo, en Nueva York, la sede de las Naciones Unidas ha sido escenario de pasos de comedia preocupantes. Después de visitar a Sai Baba en la India y postrarse a los pies de este ‘hombre divino’ que convive en su lecho de sándalo con una horrible cobra de dos cabezas, el doctor Robert Muller  propuso la creación de un nuevo sistema espiritual mundial. ¿Quería hacer de la ONU el sitio de despegue del anticristo?

 

Otro personaje, éste oriundo del Oriente, Depak Chopra, ha plagiado los libros sagrados de la Biblia, sin darles el crédito correspondiente, en sus ‘siete leyes espirituales del éxito’  que ha logrado ganar adeptos a montón para la Nueva Era. Esta utopía de utopías es la maquinación que entraña mayores peligros en los tiempos actuales. Ofrece la divinización de la criatura, el mismo pecado de Satanás, transmitido por él a Adán y Eva, al venderles la idea de que el conocimiento del bien y del mal los haría iguales a Dios.

 

Según este sistema, si acaso lo es, el cristianismo se acerca vertiginosamente a su fin, como religión de era de Piscis o de los pescadores, para dar paso a una totalmente nueva regida por la Era Azul, o Era de Acuario, que es la Nueva Era. Ahora se cambia el verbo creer por el verbo conocer. Creer es el verbo que Jesucristo nos enseñó a conjugar esencialmente;  el mero conocimiento con prescindencia de la fe saca de en medio de la Divinidad, o la reduce al último eslabón de una cadena de deducciones lógicas.

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Eterno Presente, páginas 151-152)

Read More
VI-MAR-02

La Conexión Misteriosa | Infiltración

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

Atrás en el tiempo, los videntes bíblicos se hacían acompañar a menudo de tañedores de arpa y flauta, haciendo de sus mensajes verdaderas melopeas.

En fin, ¡que me traigan un músico!. Mientras el músico

 tañía el arpa, la mano del Señor vino sobre Eliseo.

2 Reyes 3:15

David usó su talento musical como medio de liberación de las opresiones satánicas que padecía Saúl.  Pero no olvidemos que la música hace huir a los demonios y, también, puede atraerlos, según el caso; por sí misma, o acompañada del verso, produce efectos para bien o para mal.  Roberto Schumann la llamó directamente ‘idioma del alma’.  La Consagración de la Primavera, de Igor Stravinsky, es mero panteísmo, al igual que la llamada new age music.  Las Vírgenes del Sol, del peruano Moisés Vivanco, es un himno idolátrico. El hebreo-yanqui Leonard Bernstein ha mezclado los salmos con música profana, y no en balde las cobras hindúes danzan al compás del flautista. El popular pasaje de Isaías que los cristianos en general entendemos como descriptivo de la rebelión angélica, dice bien a las claras a Satanás:

Tu majestad ha sido arrojada al sepulcro,

Junto con el sonido de tus arpas.

Isaías 14:11 a.

 

Por otra parte, el repertorio de Juan Sebastián Bach, el Mesías de Haendel y los Oratorios de Mendelsson, sólo pueden provenir del Espíritu Santo.  Las actividades artísticas son a menudo infiltradas por los demonios a través de sutiles medios, especialmente cuando las personas que las practican no colocan sus ministerios bajo una autoridad espiritual bien definida.  Volviendo al principio, encontramos que Camilo Mauclair, discípulo de Mallarmé, especuló sobre La Religión de la Música.  De hecho, Luis María Mora advierte: Los simbolistas han exagerado eso que algunos llaman la tendencia sinfónica.  La influencia de Ricardo Wagner en este punto es extraordinaria.

 

No debemos olvidar que Wagner fue el músico favorito de los nazis.  Se percibe, pues, una conexión misteriosa entre el arte y la profecía; no por capricho los profetas son poetas, así no siempre ocurra lo contrario, es decir, que los poetas sean profetas.  La poesía es un género religioso por excelencia y ello debería llevarnos a una reflexión profunda sobre los dones espirituales de inspiración, llaves que abren el mundo sobrenatural y, por lo tanto, requieren de quienes los ejercen una clara confirmación eclesiástica.  De lo contrario, personas dotadas de habilidades síquicas –-y, peor aún, parapsicológicas- pueden incurrir en fraudes peligrosos.  Hemos visto muchas vidas destruidas por una falsa orientación espiritual, supuestamente dada por el Espíritu Santo, y que sólo era obra de una mente afiebrada o un demonio de adivinación.  Si no afrontamos estos temas con humildad y franqueza, la iglesia latinoamericana puede ser víctima de catástrofes inenarrables.

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Reto de Dios, páginas 170-171)

Read More