CR - Colombia
CR - España
CR - Panamá
CR - USA

 

Visión Integral

vision_integral_038

¿Quién es Jesús para Jesús?

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

No hay nombre apropiado para EL QUE ES.
Filón

 

«Por eso les he dicho que morirán en sus pecados, pues si no creen que yo soy el que afirmo ser, en sus pe-cados morirán». (Juan 8:24)

 

La forma como nos vemos a nosotros mismos es muy importante. La personalidad se afianza cuando uno, a través de la autoestima dada por el Espíritu Santo, tiene consciencia de quién es en realidad; por el contrario, la falsa humildad lo lleva a menospreciarse a sí mismo, y eso lo limita severamente para la acción.

¿Ser humilde es, acaso, olvidarse del propio valor personal? ¡En absoluto! Humildad no es minusvalorarse a sí mismo; sino, equitativamente, permanecer en el nivel de lo que se es, ni más arriba (orgullo), ni más abajo (complejo de inferioridad). Kempis, el gran asceta holandés de la Edad Media, en su inimitable ‘Imitación de Jesucristo’, puso las cosas en el justo punto:

 

“No soy más porque me elogien, ni menos porque me vituperen; lo que soy, eso soy”

 

El filósofo griego aconsejaba, muy acertadamente, “conócete a ti mismo”. Lo que comúnmente se llama ‘amor propio’ no es ilegítimo, aunque pueda resultar peligroso si se desborda. El gran boxeador Cassius Clay, quien ‘tiró la toalla’ al apostatar del cristianismo y pasarse al Islam bajo el nombre de Mohamed Alí, solía vociferar a pulmón lleno, golpeándose el pecho desnudo con los guantes ante el ‘close up’ de las cámaras:

 

“Soy el más grande, soy el más fuerte, soy el mejor”.

 

Toda su prepotencia fue flor de un día. El colosal narcisismo del gran as del cuadrilátero cayó a la lona bajo el severo K. O. del mal de Parkinson. Como Paul Tillich lo define, el self love es, en realidad, “auto-aceptación paradójica”; en otras palabras, me amo —es decir, me acepto a mí mismo—, a pesar de los motivos que tengo para odiarme.

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Código Jesús, páginas 139-141)

Read More
vision_integral_037

El Gran Espíritu

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

Si el creacionismo tiene razón -y resulta difícil cuestionarlo- nuestros indígenas provienen del continente asiático. No haber entendido el monoteísmo rudimentario de sus creencias, fue un grave error de los evangelizadores pioneros. Aún los aborígenes henoteístas pudieron ser convertidos con sagacidad, enfatizándoles al Dios Mayor; en vez de eso, les trastocaron sus deidades menores en los santos romanos. Y, para colmo, Roma incrementa las llamadas canonizaciones en forma alarmante, como ha ocurrido recientemente con varios personajes mexicanos que se suman en el santoral amerindio a Martín de Porres, Ezequiel Moreno, Rosa de Lima, el padre Marianito, etc. Ya algunos proponen que ingrese a ese partenón seudo-politeísta José Gregorio Hernández, el famoso venezolano a cuyo nombre se ha montado un próspero negocio de espiritistas, que pretenden sanar a través de médicos invisibles. Ante estos alarmantes fenómenos, hace falta una Iglesia Cristiana Integral que rescate la esencia de la fe dentro de una correcta lectura de la realidad latinoamericana. Posibilitar el solucionismo bíblico es la consigna.

 

EL PULPO COLOSAL

 

Al margen de las tres caudas monoteístas, es una amenaza la vigencia, al borde del tercer milenio, de formas de politeísmo, por el masivo advenimiento a Latinoamérica de religiones del Extremo Oriente. El hinduismo reconoce alrededor de tres millones de dioses, aparte de predicar la doctrina de que el hombre mismo es un ser divino, -autonomismo humanista- defendida, tridente en ristre, por las distintas sectas del sincretismo que se arropa bajo la colcha de retazos espirituales de la Nueva Era, y pretende llenar el vacío metafísico que han dejado la ciencia y la tecnología. Es horrorizante constatar, en personas no aclaradas sobre la neta doctrina del Cristianismo, una enorme curiosidad por las nuevas manifestaciones de la vieja hechicería que asumen rápidamente status de importancia como instituciones sociales en toda Latinoamérica.

 

El arcaico esoterismo es hoy exoterismo gracias al alud de publicaciones sobre el tema, muchas trivialidades, fábulas para mentes pueriles y gran cantidad de basura editorial. Muchos se quejan, con razón, de la polución física, pero pocos advierten esta polución intelectual moralmente venenosa. Si los astros y las pirámides dan éxito y poder, ¿por qué desaparecieron tan lastimosamente las civilizaciones que les otorgaron carácter protector?. Si la meditación y el yoga producen bienestar, ¿por qué la India y el Tibet, de donde provienen, son países tan harapientos y miserables?

 

Hoy,-como en los orígenes, como inmediatamente después del diluvio, como siempre-, la guerra del monoteísmo y el politeísmo sigue en pie, con más sofisticados armamentos, pero sin cambios esenciales: Satanás, con su ejército de ángeles caídos y aliados humanos incondicionales, continúa empecinado en su aventura de subversión contra el único Dios verdadero, el mismo que en la Eternidad lo expulsó de su presencia por el orgullo imperdonable de querer igualársele

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Reto de Dios, páginas 141-144)

Read More
vision_integral_036

¿Puedes un hombre ser Dios?

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

En medio de lo mucho y excelente que Pablo nos ha legado, lo más sorprendente es su declaración terminante de que Jesucristo es Dios. ¿Puede un judío llamar Dios a un hombre? No, ello es contrario a la estructura misma de su fe. ¡Blasfemia pura! Los griegos y los romanos, por su parte, endiosaron a hombres; y, curiosamente, ni el propio Pablo y su ‘partner’ Bernabé se escaparon de ello:

 

«Al ver lo que Pablo había hecho, la gente comenzó a gritar en el idioma de Licaonia: —¡Los dioses han tomado forma humana y han venido a visitarnos! A Bernabé lo llamaban Zeus, y a Pablo, Hermes, porque era el que dirigía la palabra. El sacerdote de Zeus, el dios cuyo templo estaba a las afueras de la ciudad, llevó toros y guirnaldas a las puertas y, con toda la multitud, quería ofrecerles sacrificios. Al enterarse de esto los apóstoles Bernabé y Pablo, se rasgaron la ropa y se lanzaron por entre la multitud, gritando: —Señores, ¿por qué hacen esto? Nosotros también somos hombres mortales como ustedes. Las buenas nuevas que les anunciamos es que dejen estas cosas sin valor y se vuelvan al Dios viviente, que hizo el cielo, la tie-rra, el mar y todo lo que hay en ellos». (Hechos 14:11-15)

 

Causa perplejidad que un personaje de tan elevada talla, capaz de alternar con los filósofos epicúreos y estoicos en ese centro cultural de alto nivel que era el Areópago, pueda decir con toda naturalidad que en un humilde carpintero que había nacido en un pesebre habita corporalmente la plenitud de El Gran Quién Sabe, el Ser Infinito y Eterno que para los griegos es “el Dios no conocido”. (Hechos 17:23)

 

Los antiguos, sin duda, habían tenido atisbos de tal portento, como ya lo hemos analizado, pero se requería mucho más que una mente aguda para establecer la conexión misteriosa judeo-greco-romana que desem-boca finalmente en la Civilización Cristiana Occidental. Se necesitaba un predestinado. «Sin embargo, Dios me había apartado desde el vientre de mi madre» (Gálatas 1:15ª )

 

“Toda la plenitud de la divinidad habita en forma corporal en Cristo” es la afirmación definitiva. El Creador se ha rebajado a criatura, Dios ha tomado condición de hombre. Toda la plenitud de Dios está en ese muchacho de Nazaret. Él es el ‘Logos’, la lógica divina que crea y sustenta todo lo que existe, solo que se ha vestido provisionalmente con un overol de carpintero. Esa es la clave.

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Código Jesús, páginas 135-136)

Read More
vision_integral_035

El Silencio | Las Reacciones de Jesús 3

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

La reacción ante el Sumo Sacerdote. Bueno, las autoridades políticas son una cosa. Pero, ¿cómo reacciona Jesús ante la autoridad espiritual? No es una cosa de poca monta lo que estamos analizando. Jesús va ante el representante del Emperador y guarda silencio. Ante la autoridad local, el rey en su tierra, el Tetrarca de Galilea, guarda silencio. Pero ¿qué pasará cuando lo lleven a una autoridad diferente que es el Sumo Sacerdote? Jesús es un judío, está obligado a cumplir la Ley de Moisés, y ahora comparece ante la máxima autoridad espiritual del judaísmo.

 

Poniéndose de pie en el medio, el sumo sacerdote interrogó a Jesús: -¿No tienes nada que contestar? ¿Qué significan estas denuncias en tu contra? Pero Jesús se quedó callado y no contestó nada. Marcos 14:60-61.

 

A veces no nos damos cuenta de todas las lecciones que vienen de Jesús. El Sumo Sacerdote es su autoridad. Jesús estuvo en todo sometido a la ley, cumplió hasta la última jota y la última tilde. Ahora la bomba de tiempo está en el templo: Jesús callaba y nada respondía. Calla primero frente al gobernador del Imperio, calla después frente al rey de su nación, y calla también frente a la autoridad del templo en Jerusalén. El Sumo Sacerdote no puede ser desacatado. ¿Quién se cree este carpintero de aldea tan particular, que no sólo calla ante la autoridad política, sino que ahora guarda silencio ante el líder máximo, que es el sumo sacerdote? Es como si un condenado a muerte no le contestara al Papa de Roma, en el contexto católico-romano. Pensemos ahora: Eras tú, era yo, éramos nosotros los que debíamos estar allí siendo interrogados. Y nosotros no seríamos interrogados ni por el representante del Imperio, ni por una autoridad local, ni por un Sumo Sacerdote en la tierra, sino por el Dios Eterno a causa de nuestros pecados. ¿Qué le habríamos contestado? Nada, o quizás, como lo hacemos, una buena tontería. Pero te tengo una noticia: No fue necesario. Jesús calló para que nosotros pudiéramos hablar.

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro Las Llaves del Poder, páginas 221-222)

Read More
vision_integral_034

El Silencio | Las Reacciones de Jesús 2

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

La reacción ante el rey. Por supuesto, los romanos tenían unas autoridades marionetas allí en Tierra Santa. Por ejemplo, en la provincia de Galilea, donde Jesús se había criado y donde había comenzado propiamente su ministerio, reinaba un tetrarca, hebreo de nacimiento, pero voluntariamente puesto al servicio del Imperio Romano: Herodes, ¿Cómo reaccionará Jesús ahora, frente al rey local y autoridad de su región?

 

Prestemos atención a la astucia de Pilato, hombre ladino, desconfiado y perspicaz.

 

Al oír esto, Pilato preguntó si el hombre era galileo. Cuando se enteró de que pertenecía a la jurisdicción de Herodes, se lo mandó a él, ya que en aquellos días también Herodes estaba en Jerusalén. Lucas 23:6-7.

 

Si es galileo, razonó Pilato, me quitaré el problema de encima y le pasaré de taquito, el balón a Herodes. Que él se enfrente con este mudo voluntario, que no responde, que no dice una palabra.

 

Al ver a Jesús, Herodes se puso muy contento; hacía tiempo que quería verlo por lo que oía acerca de él, y esperaba presenciar algún milagro que hiciera Jesús. Lo acosó con muchas preguntas, pero Jesús no le contestaba nada. Vers. 8-9.

 

¡Qué impaciencia! Nadie dejará de admirarse, de asombrarse, de llenarse de perplejidad. Jesús no le dice una sola palabra a Herodes. Nada le responde. Algo impresionante. ¿Quién era Herodes? Era un hombre feroz, de malas mañas, un fenómeno de perversidad. Frente a este monstruo está Jesús. Herodes le hace preguntas; no unas cuantas, muchas. Pero él nada le respondió. Otra vez Jesús usa la llave del silencio frente a una autoridad política y terrenal. ¡Qué templanza, qué dominio propio, qué rienda excelente de la mansedumbre tiene Jesús de Nazaret! El es la Palabra hecha Hombre, el Verbo de Dios humanado que creó todo lo que existe, visible e invisible. Escalofriante, me parece que la Palabra calle. La Palabra misma enmudece, porque la Palabra de Dios habla también por el silencio. A algunos parecerá risible este pleito de las investiduras de Herodes a Pilato; las autoridades no hallan qué hacer con el hombre. Qué decidir respecto a este mudo voluntario, a este carpintero excéntrico, que no responde, que no dice nada, que no se inmuta. El artesano es una bomba de tiempo en manos de las autoridades de su época. Jesús es peligroso, no por lo que dice, sino por lo que calla. Imagino a estos hombres cavilando: Si pronunciara una sola palabra, si abriera la boca para balbucir siquiera una sílaba, comenzaríamos con El una discusión, le pondríamos una trampa dialéctica para cazarlo.

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro Las Llaves del Poder, páginas 219-221)

Read More
vision_integral_033

El Silencio | Las Reacciones de Jesús

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

Hace dos mil años en la Tierra Santa se escenificó un juicio muy especial. La ciudad de Jerusalén se vió conmocionada por un hombre a quien se acusaba, no de cosas de poca monta, sino de delitos muy graves, especialmente en el orden político y religioso. Se dijo que era un sedicioso contra el imperio romano y, en el terreno espiritual, se lo acusó de blasfemo y falso profeta. Este reo se llamaba Jesús de Nazaret. ¿Cómo reaccionó el inculpado?

 

Reacción ante el Imperio. En aquel tiempo la Tierra Santa estaba ocupada por la superpotencia de la época, que eran los romanos. Inclusive las autoridades locales eran títeres o robots de los romanos; no tenían autonomía nacional; se trataba de un país ocupado y sojuzgado de ese tiempo. A Jesús lo llevan ante el representante de ese imperio, el gobernador Poncio Pilato, quien encarna la majestad de Roma, la potestad que domina al mundo.

 

-¿No oyes lo que declaran contra tí? -le dijo Pilato. Pero Jesús no respondió ni a una sola acusación, por lo que el gobernador se llenó de asombro. Mateo 27:13-14.

 

El reo está frente a la máxima autoridad del máximo imperio del mundo y no le contesta ni una palabra. Abre la llave del silencio ante Pilato y eso es tan impresionante que, dice el evangelista, el gobernador se asombraba del silencio de Jesús. Pilato, el representante del imperio romano, la potencia más grande de la historia antigua, estaba atónito, perplejo, con la boca abierta ante el silencio de Jesús. Es como si a usted, siendo pastor evangélico y además carpintero, lo pusieran hoy delante de un representante del Presidente Clinton, y usted no le respondiera ni una sola palabra. Contrario a muchas opiniones el silencio asombra al enemigo.

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro Las Llaves del Poder, páginas 218-219)

Read More
vision_integral_032

El Silencio

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

El gran profeta Amós, era pastor de ovejas en aquella época. Le correspondió profetizar durante un tiempo muy difícil para el pueblo de Dios. Y ésta es su recomendación central.

 

Por eso en circunstancias como éstas guarda silencio el prudente, porque estos tiempos son malos. Amós 5:13.

 

Cuando el tiempo es malo, el creyente debería callarse la boca. El tiempo malo, de acuerdo con las Sagradas Escrituras, no se enfrenta con palabras. Se enfrenta con silencio. Porque las palabras suelen ocasionar incendios y agravar las situaciones conflictivas. Por eso, el profeta de Dios dice: En el tiempo malo hay que callar. Hablar hace que el tiempo malo se vuelva peor. A veces las situaciones parecen no mejorar precisamente, porque, cuando viene el tiempo malo, todo el mundo se dedica a hablar, a lanzar opiniones, a plantear supuestas soluciones, y eso no contribuye sino a enredar aún más las circunstancias de la vida. Y, por eso, nos ocuparemos ahora mismo de la llave del silencio. Cuando yo he querido reaccionar ante situaciones conflictivas que se han presentado, el Señor me ha dicho: Cállate la boca. Hay muchas cosas que yo estaría en condiciones de decir, y no irrazonablemente, pero el Señor siempre me obliga a morderme los labios, porque antes de reaccionar hay que callar y meditar.

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro Las Llaves del Poder, páginas 216-217)

Read More
vision_integral_031

Restitución Nacional

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

En el ejemplo del joven rico que no quiso restituir, podremos nosotros escarmentar; en el ejemplo de Pedro, que hizo la gran pregunta, y en las respuestas del Señor, hallaremos una lección valiosa para nuestras vidas.

 

Cuando Jesús estaba ya para irse, un hombre llegó corriendo y se postró delante de él. -Maestro bueno -le preguntó-, ¿qué debo hacer para heredar la vida eterna? Marcos 10:17.

 

Impresiona que Jesús ponga directamente el dedo en la llaga.

 

Ya sabes los mandamientos: No mates, no cometas adulterio, no robes, no presentes falso testimonio, no defraudes, honra a tu padre y a tu madre. Vers. 19.

 

El joven rico, el hijo de papi, como se dice en nuestro medio, sintió descanso.

 

-Maestro -dijo el hombre-, todo eso lo he cumplido desde que era joven. Vers. 20.

 

Sin embargo, aún falta un pequeño detalle por resolver.

 

Jesús lo miró con amor y añadió: -Una sola cosa te falta: Anda, vende todo lo que tienes y dáselo a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo. Luego ven y sígueme. Vers. 21.

 

Ante la parte fastidiosa del sermón, el adinerado mostró el cobre de su verdadero carácter.

 

Al oír esto, el hombre se desanimó y se fue triste porque tenía muchas riquezas. Vers. 22.

 

Jesús, por cierto, no lo agarra por el manto para detenerlo. Solo deja que se vaya. El cristianismo es voluntario, no obligatorio. Pero aquí se desencadena una secuencia magistral.

 

Jesús miró alrededor y les comentó a sus discípulos: -¡Qué difícil es para los ricos entrar en el reino de Dios! Los discípulos se asombraron de sus palabras. -Hijos ¡qué difícil es entrar en el reino de Dios! -repitió Jesús-. Le resulta más fácil a un camello pasar por el ojo de una aguja, que a un rico entrar en el reino de Dios. Vers. 23-24.

 

Confiar en las riquezas dificulta el acceso al cielo.

 

Le resulta más fácil a un camello pasar por el ojo de una aguja, que a un rico entrar en el reino de Dios. Los discípulos se asombraron aún más, y decían entre sí: Entonces, ¿quién podrá salvarse? -Para los hombres es imposible -aclaró Jesús, mirándolos fijamente-, pero no para Dios; de hecho, para Dios todo es posible Vers. 25-27.

 

Como quien dice: Dios puede pasar un camello por el ojo de una aguja.

 

-¿Qué de nosotros, que lo hemos dejado todo y te hemos seguido? -comenzó a reclamarle Pedro. -Les aseguro -respondió Jesús- que todo el que por mi causa y la del evangelio haya dejado casa, hermanos, hermanas, madre, padre, hijos o terrenos, recibirá cien veces más ahora en este tiempo (casas, hermanos, hermanas, madres, hijos y terrenos, aunque con persecuciones); y en la edad venidera, la vida eterna. Pero muchos de los primeros serán últimos, y los últimos, primeros. Vers. 28-31.

 

Hay una restitución eterna, y hay una restitución temporal. El que dialoga hace dos mil años con Pedro y los otros apóstoles, el que ha exhortado a este joven rico a que entienda la ley de la restitución, es Aquel que se hizo hombre porque nosotros estábamos destituidos de la presencia del Dios Eterno y Él, al despojarse de to-do por amor a nosotros, se convirtió en nuestra eterna restitución.

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro Las Llaves del Poder, páginas 214-216)

Read More
vision_integral_030

Dios Fertiliza lo Estéril | In vitro

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

El condenacionismo fanático sobre los avances del progreso conduce a la comisión de muchos abusos en el nombre de Dios. Hay líderes cristianos de tan escasas luces intelectuales que, con lo que ignoran, se podría reconstruir la biblioteca de Alejandría; ellos pretenden enfrentar a la Biblia con la ciencia y la tecnología, en una actitud algo Edad Media y muy Inquisición, y miran con recelo interesantes avances, por ejemplo, de la ingeniería genética. Obsérvese que hace unos veinte años fue anatematizado el experimento de los “bebés-probeta”, y hoy algunos de ellos se sientan felices en sillas de templos cristianos. ¿Deben ser rechazados o acogidos con amor? No faltará quien sospeche que alguno de tales feligreses puede ser el anticristo en persona. Los choques entre ciencia y teología son inevitables, pero solo deberían aceptarse cuando el hombre pretende invadir terrenos potestativos de la Divinidad; en este caso, hemos de rechazar enfáticamente tales invenciones.

 

Es verdad que en el mundo de hoy algunos médicos están asumiendo perfil de dioses, como empeñados en crear el robot biológico del que habló Huxley, el profeta de lo absurdo. Ante tal estado de cosas, algunos cristianos piensan que tan grave como un aborto es realizar una inseminación in vitro, pues esta consiste en colocar varias opciones embrionarias en las probetas. Si son cinco, cuatro morirán para que una superviva. ¿Es esta una forma de homicidio o una solución viable para parejas angustiadas que, así, pudieran tener hijos? Hay buenas razones para dejar la respuesta en el ámbito de la libertad de conciencia.

 

“(Me refiero a la conciencia de otros, no a la de ustedes) ¿Por qué se ha de juzgar mi libertad de acuerdo con la conciencia ajena? (1 Corintios 10:29).

 

Darío Silva-Silva. Extractado del libro Sexo en la Biblia, páginas 193-194)

Read More
vision_integral_029

Dios Fertiliza lo Estéril | Malformación

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

Hay casos especiales en los que resulta inevitable la suspensión de un embarazo, y sobre el particular no pueden trazarse reglas apresuradas ni generales. La recta conciencia, la ética médica y la propia bioética, así como una sabia guía pastoral, deben trabajar de consumo en la toma de decisiones. Pero hay testimonios de malformaciones congénitas graves, corregidas por la oración de fe. La hija de un pastor colombiano pasó por una experiencia extraordinaria, cuyo breve relato estimula la confianza en Dios y su poder. Desde el comienzo de su primer embarazo las ecografías y otros exámenes médicos mostraron en su vientre un huevo anembrionado, algo informe, indefinible.

 

La oración persistente de la joven madre, su esposo, familia e iglesia, produjo lo que solo puede calificarse como un milagro: después de fracasar varias inyecciones formuladas para inducir un aborto, los padres de la criatura decidieron dejar seguir el proceso normal. Finalmente, el cuerpo médico no pudo esconder su asombro al constatar, mediante ecografías y otros métodos, que la anomalía se había corregido del todo y el embrión crecía en normales condiciones. Poco tiempo después ya gateaba una sonrosada bebita por los pasillos de la iglesia pastoreada por su abuelo.

 

Darío Silva-Silva. Extractado del libro Sexo en la Biblia, páginas 192-193)

Read More