CR - Colombia
CR - España
CR - Panamá
CR - USA

 

Visión Integral

vision_integral_019

Monoteismo

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

La creencia en un Dios único, llamada monoteísmo, retorna al campo de la ciencia con tal fuerza, que hay quienes consideran anticientífico ponerla en tela de juicio. Sólidas investigaciones han demostrado que, contrariamente a lo dicho por la sociología, la humanidad no fue primero politeísta para desembocar en el monoteísmo. Por el contrario, el monoteísmo existió desde los orígenes, pero cedió paso al politeísmo -como la Biblia lo expresa- debido a la falsa doctrina conocida como idolatría, traída a la tierra por los ángeles caídos. Mencionados en el Génesis y la epístola de Judas Tadeo, estos demonios -últimamente llamados por la Nueva Era extraterrestres- y quienes de una u otra forma, entraron en comercio con ellos, posibilitaron la civilización cainita esquematizada en Génesis 4:17-22; en tan cortos versículos hallamos urbanismo, poligamia, asociaciones, ganadería, música, industria y poesía. Tales seres originaron también las creencias de las mitologías antiguas en hazañas sobrehumanas, semidioses, gigantes, magia, adivinación, astrología, curanderismo y perversiones sexuales, maldades que provocaron el castigo del diluvio.

 

Perteneciente al clan piadoso de Set, la familia monoteísta de Noé fue salvada de aquella destrucción. Descendientes de dos de sus hijos, Jafet y Cam, retornaron a las falsas doctrinas antediluvianas y desarrollaron, a partir de ellas, las religiones politeístas que, saliendo de Mesopotamia, en la dispersión de Babel, fueron adaptándose a diversas culturas antiguas: los acadios y sumerios idearon matrimonios de dioses y diosas y linajes divinos. Los persas inventaron el dualismo en divinidades rivales: una de la luz y otra de las tinieblas. Fenicios y griegos desatinaron gravemente: los unos, por los crueles sacrificios humanos a los dioses; los otros, por atribuirles a los suyos todos los vicios y crímenes propios de los hombres. Los egipcios divinizaron a animales y plantas. Como lo demuestra el ya mencionado investigador Izquierdo Gallo, C.M.F.:

 

La etnología moderna ha descubierto el monoteísmo como constitutivo de la religión más primitiva.

 

El Tetragrámaton Inefable –YHWH, que se descifra como YO SOY- ha sido reencontrado en la escritura criptográfica del inconsciente colectivo como fundamento de la memoria ancestral. Vitalismo primitivo.

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Reto de Dios, páginas 138-140)

Read More
vision_integral_018

El Eterno “Quien Sabe”

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

En definitiva, el ateísmo científico está de capa caída; hoy lo in es creer, de alguna manera, en «algún algo». Al inicio del anunciado primer siglo totalmente inespiritual de la historia humana, se percibe en general -aún entre evolucionistas sobrevivientes- un vitalismo espiritual que colige o, al menos, intuye un «Alguien Gestor» de la creación y, por lo tanto, anterior y superior a ella, es decir, eternamente trascendente y trascendentemente eterno. El Ser en Sí, dijo Tillich. Desde luego, estas nomenclaturas chocan con la visión ancestral de una imagen divina antropomorfa; ese ídolo somatizado, con órganos de los sentidos, se llama Baal, Osiris, Zeus, Júpiter, Viracocha, o cualquier otra cosa. Ha habido, también, iconos divinos copiados de modelos políticos convencionales, según épocas históricas. Por ejemplo:

 

* Monarquía. Dios es un Rey, cuya corte son los ángeles, sus señores feudales el clero, y los creyentes, simples vasallos.
* Fascismo. Dios es un dictador implacable y tiránico, a quien obedecemos porque no hay más remedio, ya que sus represalias son terribles. El clero es la Gestapo.
* Democracia. Dios es un Presidente elegido por el pueblo y, por lo tanto, sus decisiones están siempre sometidas a referendo. El clero es el parlamento.

 

Pero el Dios verdadero, Padre del Salvador y Padre nuestro, es el Espíritu que habita en luz inaccesible, a quien cada lenguaje llama a su manera: el hebreo Yaveh, el árabe Alá, el inglés God, el español Dios, pero no puede definirse con palabras, salvo si nos atrevemos a llamarlo el Gran Quién sabe. Lo que de Él sabemos, nos ha sido revelado de tres maneras:

 

* Objetivamente en la naturaleza, Su Palabra creada.
* Sistemáticamente en la Biblia, Su Palabra escrita.
* Vitalmente en Jesucristo, Su Palabra humanada.

 

Pero tal conocimiento es necesariamente parcial porque:
Lo secreto le pertenece al Señor nuestro Dios, pero lo revelado nos pertenece a nosotros y a nuestros hijos para siempre, para que obedezcamos todas las palabras de esta ley. Deuteronomio 29:29

 

La ciencia misma es revelación de Dios al hombre y, por eso, la iglesia evangélica no puede seguir clausurada a posibilidades teológicas actualistas, acordes con la expansión del pensamiento humano. No es ilegítimo, ni ilógico, por ejemplo, suponer que el big bang haya sido la operación primaria del Logos:

 

Y dijo Dios: ¡Que exista la luz!
Y la luz llegó a existir.
Génesis 1:3.

 

Cosa distinta es el vano esfuerzo de quienes pretenden descifrar lo sobrenatural por medios naturales, pues nadie puede resolver los problemas del cálculo infinitesimal a base de las cuatro operaciones de la aritmética.

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Reto de Dios, páginas 137-138)

Read More

NOTICIELO: La familia es la esencia de la sociedad

  |   Noticielo, Visión Integral   |   No comment

La familia es la esencia de la sociedad, su importancia se ha disipado en los conflictos sociales de los países y de esta manera ha generado el cambio de pensamiento tradicional al evolutivo según el entorno, por esta razón muchas son las organizaciones nacionales e internacionales que se oponen a este cambio social que busca desbastar el concepto real de familia.

 

Por ejemplo la Asociación Evangelística Billy Graham trabaja por expandir el evangelio al rededor del mundo y con diferentes recursos como devocionales, guías, programas de radio y televisión se enfoca en el individuo y su familia como el organismo vital de la sociedad dando a conocer principios cristianos. También la sociedad Luis Palau ha expandido la Palabra de Dios en mas de 112 países a través de eventos como conciertos y festivales fortaleciendo vínculos familiares a través de charlas impactando el corazón de cada individuo, de la misma manera el psicólogo cristiano estadounidense James Dobson fundó la organización Focus on the Family en el año 1977 buscando promover y enseñar principios cristianos dirigidos a la familia, al desarrollo infantil y al matrimonio, apoyándose de videos, libros y revistas, además un programa de radio hace extensivos los consejos que el psicólogo y su equipo da a las familias para el mejoramiento de una sociedad

 

Y con este principio de salvaguardar la familia, María Luisa, hija de Carlos Raul Yepes Presidente de Bancolombia, uno de los Bancos más importantes del País le escribió una carta a su Padres exhortándolo a compartir y a dedicar más tiempo a su familia y no al trabajo. La carta fue escrita en septiembre del año 2015 pero se divulgó hace pocos días tras su renuncia, el testimonio cautivó y resaltó el alto estima que tiene la familia en nuestra sociedad.

 

Noticielo – Hechos y Crónicas

Read More
vision_integral_017

Creacionismo, Diseño Int, Bioteísmo

  |   Visión Integral   |   No comment

Por contraste con la anticuada educación regional dogmáticamente darwiniana, el movimiento creacionista cuenta hoy con centenares de científicos que avalan los relatos bíblicos como realidades, o soportes de ellas, y no simples leyendas. Después de Einstein y Von Brown -confesos creyentes en Dios-, el astrónomo Trinh Thuan, el bioquímico Larry Butler, el físico Tomas G. Barnes, el mecánico aeroespacial e ingeniero nuclear Edward Blick, el maestro de ciencias naturales John N. Moore, el decodificador del ADN Francis S. Collins, entre muchísimos sabios del cruce milenial, han concluido en la existencia de un Creador y de una creación ex nihilo, es decir, de la nada, lo cual derriba de un golpe las falsas cosmogonías, ya sean mitológicas, religiosas, filosóficas o científicas. El cosmos no es una remodelación de materiales preexistentes ni una modificación gradual de procesos naturales, sino modificación gradual de procesos naturales, bajo el perfecto diseño y la cabal ejecución de un Creador. El esquemático primer versículo de la Biblia:

 

Dios, en el principio, creó los cielos y la tierra. Génesis 1:1.refuta, de un solo plumazo contundente, las siguientes teorías:

 

* Ateísmo (Dios no existe). El texto comienza, precisamente, con el propio Dios.
* Panteísmo (La creación es Dios). El texto muestra claramente que Dios existió antes de la creación.
* Politeísmo (Hay varios dioses). El texto asevera que el universo fue creado por un solo Dios.
* Evolucionismo, (Transformación de insumos cósmicos preexistentes). El texto afirma que Dios creó todo lo que existe.

 

Según el creacionismo, ni dioses ni fuerzas naturales originaron el cosmos a raíz de una materia prima anterior. El Dr. Henry Morris ha escrito:

 

Los sucesos prehistóricos no se hallan sujetos a experimentación científica y, por lo tanto, no se puede decir científicamente lo que ocurrió hace millones de años. La ciencia, como tal, no puede decir nada sobre los orígenes. La ciencia, como tal, se limita al estudio de los fenómenos y procesos físicos como existen en el momento presente.

 

No me detendré a examinar los distintos puntos de vista de quienes armonizan la revelación de Dios en la Biblia con su revelación en la naturaleza. Prefiero concentrarme en el compendio de Timothy Munyon, transcrito por Stanley Horton en su Teología Sistemática.

 

En resumen, los principios básicos en los cuales están de acuerdo los defensores de todos los puntos de vista son los siguientes:
La generación espontánea de la vida a partir de la falta de vida es imposible. Los que tratan de crear vida en un tubo de ensayo “marcan las cartas” de manera poco honrada a su favor.
Las variaciones genéticas parecen tener límites; no se presentan en todas direcciones, y las mutaciones son casi siempre dañinas.
La mejor explicación de la diferenciación entre especies tiene que ver con el aislamiento ecológico y no con unos procesos macroevolutivos.
El registro fósil contiene vacíos entre las formas principales de organismos vivos; vacíos que no son capaces de producir ningún tipo de eslabones perdidos (los cuales deberían estar presentes por miles, si la evolución fuese cierta).
La mejor manera de explicar la homología (las similaridades observadas en los organismos vivos) se halla en función de un diseño inteligente, y del uso intencionalmente repetido de modelos; no en unos supuestos antepasados comunes. Pag.235

 

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Reto de Dios, páginas 134-137

Read More
vision_integral_016

El Gran “Yo Soy” en América

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

No puedo declararme evolucionista, porque nadie me ha enseñado la prueba reina: algún eslabón perdido de alguna especie a alguna otra. Personalmente me produce escalofríos la sola suposición de que mi existencia haya trasegado por millones de años en una cadena ascendente piedra – alga – pez – anfibio – reptil – cuadrumano – hombre – dios. Reencarnación y evolución tienen más en común de lo que se ha advertido hasta el momento. La evolución pretende ser perfeccionamiento biológico; la reencarnación, perfeccionamiento espiritual. Pero, ¿cómo podría darse esto sin aquello? Y es lamentable que en el ámbito educativo latinoamericano se enseñen por igual reencarnación y evolución como si fueran leyes indiscutibles.

 

Charles Darwin quiso sustentar su insustentable teoría a base de imprecisiones: El afirmó, por ejemplo, que los yaganes de la Tierra del Fuego carecían de toda idea religiosa; pero el sacerdote católico Mariano Izquiero Gallo, en su Mitología Americana, reveló cómo estas tribus, no solo tenían desarrollado un sistema espiritual completo, sino que – ¡asómbrense ustedes!- eran monoteístas. (1) Y a propósito, Latinoamérica -con su acción de efecto retardado- no se informó aún de que el fracaso del materialismo y el evolucionismo, incapaces de demostrar con evidencias las suposiciones que dieron por verdades, ha situado la ciencia de la post-modernidad ante hechos contundentes. Nadie pudo mostrarnos el eslabón perdido, porque ni es eslabón ni está perdido: sencillamente no existe. Ciencia es evidencia, no conjetura. A este respecto J. H. Jauncey, en su polémica con el evolucionismo, dice:

 

Cuando una teoría científica se cristaliza en ley, tal como la de la relatividad, habla por sí misma. Es con frecuencia asunto de consternación para los estudiantes en esta rama del saber, que después de cien años de investigaciones biológicas, la evolución es todavía una teoría y no una ley.(2)

 

En defensa de la evolución es pueril argumentar, como se ha hecho, que la palabra orangután, en malayo, significa «el hombre que vive en el árbol», pues que los indios tunebos creían que el oso fue un intento fallido del dios Cira por crear al hombre. Y ¿dónde está el eslabón perdido espiritual? ¿En qué momento el antropoide alzó las garras y gruñó: Abba Padre?

 

(1) Mariano Izquierdo Gallo. C.M.F. Mitología Americana. Editorial Guadarrama, Madrid. 1956. Pág. 25.

 

(2) J.H. Jauncey, La ciencia retorna a Dios, versión española por Ana María Swenson, Editorial Mundo Hispano, 1981, p.51.

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Reto de Dios, páginas 133-134)

Read More
vision_integral_015

¿Puede un Hombre ser Dios?

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

Después de una emboscada que el Señor mismo le tendió en el camino de Damasco, Pablo pasó de perseguidor a perseguido y aún sus enemigos, que son legión por el mundo entero y en todas las épocas históricas, se preguntan, llenos de asombro: ¿Qué lo hizo cambiar? ¿Cómo puede alguien pasarse instantáneamente de un bando a otro, conociendo las consecuencias que él mismo ha desencadenado de antemano?

 

El propio Adán-Pablo trata de explicar lo inexplicable y no viene al caso narrar su encuentro personal con Jesucristo en la carretera, el resplandor celestial que lo ciega, la voz que le habla, su bautismo y todo lo relativo a su llamado específico para montar la más grande empresa de la historia universal. Eso es verdad sabida.

 

Lo cierto es que este ‘genio religioso’, como en general se lo considera, trae la pieza que ensambla finalmente el rompecabezas de Jesucristo para todas las naciones de la tierra. Es, de hecho, el sistematizador de la doctrina cristiana. Agustín de Hipona, al reconocer la excelencia del apóstol de los gentiles y lo colosal de su obra, se bromea con Jesucristo y le pregunta confianzudamente: —Perdóname, Señor, pero ¿qué sería de ti sin Pablo?

 

Jeff Caligury ha llegado a afirmar que, así no se hubiera hecho cristiano, Pablo sería, de todos modos, uno de los personajes más sobresalientes de la historia.

 

Paul Jonson, por su parte, no vacila en calificarlo como la figura más importante de la humanidad en los últimos dos mil años. Desde la otra orilla, Rosemberg lo llama “morboso chiflado”, y Nietzsche lo califica de “perverso rabino”.

 

(28) nota alcance: Al respecto puede leerse de Jeff Caligury su libro, Claves del liderazgo del San Pablo, Editorial Peniel, 2005

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Código Jesús, páginas 134-135)

Read More
vision_integral_014

¿Puede un Hombre ser Dios?

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

No cabe duda, entonces: la tradición oral propia de la religión de los patriarcas, transmitida de generación en generación, iba sufriendo adaptaciones culturales que desembocaron en las mitologías y, a través de las fábulas paganas, se les atribuyó a personajes históricos algunas de las características del verdadero Hijo de Dios que vendría finalmente para cumplir las ancestrales expectativas de todos los hombres en todos los lugares y en todas las épocas anteriores a la encarnación. Desde tiempos inmemoriales se ha esperado a un redentor de la humanidad, hijo de Dios, nacido de una mujer virgen; y, por errores de apreciación, se lo ha identificado con algún personaje histórico determinado. Paul Tillich, el teólogo-frontera entre la modernidad y la posmodernidad, observa precisamente:

 

“Las diferentes formas que ha revestido la búsqueda del Nuevo Ser desembocan finalmente en Jesús como el Cristo”.

 

Dentro del complejo panorama del primer siglo, fue una ventaja para la naciente cristiandad que ese singular personaje llamado Pablo de Tarso pudiera conciliar en sus afectos y convicciones al judaísmo como poder espiritual y el imperio romano como poder político. Al ser acusado por los judíos, invocó de inmediato, con el pasaporte a la vista, su ciudadanía romana, de la cual él se sentía orgulloso. Era hasta cierto punto natural que un hombre de las características descritas reaccionara violentamente contra los cristianos, ya que estos amenazaban por igual al judaísmo en lo espiritual y al imperio romano en lo político.

 

Un médico e historiador de Antioquía, de nombre Lucas, escritor excelente y amigo íntimo del sanguinario personaje, describe bien las acciones de éste, en su documentado relato ‘Hechos de los Apóstoles’. Allí leemos en detalle un reportaje sobre el apedreamiento de Esteban, protomártir de la fe cristiana, y nos enteramos de que Saulo de Tarso en persona estaba al frente del asunto. Organizador de grupos que hoy llamarían ‘paramilitares’, el hombre hizo estragos contra los indefensos seguidores de Jesús:

 

«Saulo, por su parte, causaba estragos en la iglesia: entrando de casa en casa, arrastraba a hombres y mujeres y los metía en la cárcel». ( Hechos 8:3)

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Código Jesús, páginas 132-134)

Read More
vision_integral_012

¿Puede un Hombre ser Dios?

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

La divinidad de Jesucristo es un punto neurálgico para la fe. El apóstol Juan, ‘helenizado’ tras algunos escritos paulinos, usa en forma directa la palabra logos en referencia a Jesucristo. Fue precisamente el filósofo Heráclito quien, por primera vez habló del logos para definir los patrones de la armonía cósmica en medio de los cambios continuos. Siglos más tarde, Filón de Alejandría, émulo judío de Platón, afirmaba que el logos era aquello que la literatura hebrea llamaba escuetamente ‘sabiduría’.

 

La palabra española Verbo es insuficiente para traducir el concepto de Logos, mucho más en relación a Jesu-cristo. Lo que abarca la amplia acepción de Logos es la lógica de Dios, esa armonía que hace que todo sea posible y se sostenga. Talvez nos parezca exagerada la versión de Gordon Clark del evangelio de Juan en estos términos: “En el principio era la lógica, y la lógica era con Dios y la lógica era Dios”; pero es que, finalmente, lógica viene de logos que no es solo palabra sino, también, acción creadora continua y razón de ser de lo que es.

 

Los padres de la iglesia fueron muy audaces en sus concepciones sobre el Logos. Atenágoras no vacila en llamarlo “el entendimiento y la razón de Dios”. Ireneo de Lyon, por su parte, lo define como “el principio que piensa”. Orígenes es más radical y lo entiende como ‘razón’ porque, según explica, el Cristo “nos quita todo lo que es irracional y nos hace verdaderamente razonables”. El investigador español Alfonso Ropero ha reali-zado una compilación del pensamiento de Justino Mártir, y en ella encuentro cosas sorprendentes:

 

“… todos los escritores llaman Dios al “Padre de los hombres y los dioses”.
Y si afirmamos que el Verbo de Dios fue engendrado de Dios de un modo
singular y distinto de la creación común, creed que eso es análogo a la
afirmación de los que dicen que Mercurio-Hermes es Verbo y mediador de
parte de Dios”

 

“Afirmamos que nació de una virgen, pero pensad que esto le es común
con Perseo. Y si decimos que devolvió la salud a los cojos, a los
paralíticos y a los que eran inútiles de nacimiento, parecerá que decimos
cosas semejantes a las que se dicen realizadas por Esculapio”

 

(27) Nota alcalce: Alfonso Ropero, Lo mejor de Justino Mártir, Grandes autores de la fe. Editorial Clie, Barcelona, 2004, pág

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Código Jesús, páginas 131-132)

Read More
vision_integral_013

¿Puede un Hombre ser Dios?

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

Ser nada más y basta. Jorge Guillén

 

«Toda la plenitud de la divinidad habita en forma corporal en Cristo». (Colosenses 2:9)

 

A estas alturas sería conveniente preguntar: ¿Quién es san Pablo? Mucha gente se equivoca respecto al llamado ‘apóstol de los gentiles’, un hombre nacido y criado en ambiente distinto al propio del grupo apostólico original de Jesucristo. Él no es un rústico, ni un pastor de ovejas, ni un pescador; sino, por contraste, un intelectual, un erudito, versado en la filosofía griega y el derecho romano.

 

Su padre, un rabino educado de la diáspora, lo envió a estudiar teología en Jerusalén, donde el rector del se-minario era nada menos que el doctor Gamaliel, quien lo enseñó a dominar al pie de la letra las Sagradas Escrituras. Además, por línea materna, pertenecía a una familia de prestamistas de dinero, que entonces llamaban usureros, y hoy nombramos, pomposamente, banqueros.

 

Este judeo-romano-greco-turco-persa tenía claro, por eso mismo, lo que se llamaba, ya entonces, ‘cosmovisión’. Por eso, se interesaba vivamente en países tales como Macedonia, patria del globalizador Alejandro Magno, y España, puente geográfico intercontinental que siglos después se utilizaría para descubrir un Nuevo Mundo.

 

Para Saulo de Tarso, la cultura jurídica y filosófica greco-romana y la religión judaica podían llegar a un acuerdo. De hecho, sin renunciar jamás a sus convicciones espirituales, se movía como pez dentro del agua en la lógica y la dialéctica y dominaba los intríngulis de la legislación romana, aparte de defenderse bien en varias lenguas del Mediterráneo.

 

En algunas de sus intervenciones como líder cristiano citó a Epiménides (Hechos 17:28ª y Tito 1.12) y a Arato (Hechos 17:28b) e hizo uso de la teología popular helenística (Romanos 1:20), porque había entendido, desde el principio, que no hay una cultura cristiana, sino una doctrina cristiana para todas las culturas. Gracias a Pablo muchos percibieron que los mitos paganos eran, en muchos casos, deformaciones y caricaturas de la religión verdadera.

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Código Jesús, páginas 129-131)

Read More
vision_integral_011

La Corona no hace al Rey

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

Permítanme una anécdota personal. Hace algún tiempo fui sorprendido por varias llamadas urgentes a mi teléfono a altas horas de la noche. ¿El motivo? La radio y la televisión estaban informando en boletines extras que Darío Silva había sufrido un grave accidente a consecuencia del cual perdió una pierna. Yo estaba cómodamente instalado debajo de mis cobijas y, por un momento, pensé que tenía una pesadilla.

 

La cosa se aclaró finalmente cuando encendí la tele y supe que se trataba del famoso futbolista uruguayo del mismo nombre. Espero que, dentro de dos mil años, mis biógrafos no confundan mi tumba y afirmen que yo era realmente deportista y no predicador y que mi patria no fue Colombia sino Uruguay.

 

Es una broma, claro.
Volviendo a lo serio, nadie sabe a ciencia cierta qué pasó con Pilatos. Es cierto que Tiberio lo llamó a Roma para que diera cuenta de sus actos de violencia contra los judíos, pero se ignora cuál fue su fin. Se ha escrito que murió por suicidio y, también, que se convirtió en mártir del cristianismo, pero ninguna de las dos ver-siones ha sido comprobada. No pocos psicólogos, politólogos y sociólogos se han llenado de perplejidad ante lo complejo de su carácter. J. Garofalo lo define así:

 

“Pilatos se ha convertido en un símbolo de vileza, pero quizás es, por encima de todo, la víctima más ilustre de la política”

 

Lo más impactante en la actuación del Procurador romano de Judea es su orden de colocar sobre la cabeza de Jesús, en el madero, el famoso INRI, un rústico pero solemne letrero escrito en arameo, latín y griego: ‘JE-SUS DE NAZARET, REY DE LOS JUDIOS’, que provocó airadas protestas del clero oficial y los fariseos, flor y nata de la sociedad judía.

 

Cuando le hacen el reclamo y le ruegan: —No escribas: ‘Rey de los judíos’, otra vez Pilatos actúa como un autómata, un títere, un robot; e, impulsado por una fuerza desconocida e incontrolable, se niega a borrar el INRI. “Lo que he escrito, escrito se queda”, parece una frase presuntuosa de quien ha sido un juguete de sus súbditos en el extraño juicio que acaba de cumplirse. (Juan 19.19,22) Pero no es así, se trata de una declaración solemne e irrevocable: Jesús Nazareno ES el rey de los judíos. ¿Un rey sin corona? No, un Rey coronado de espinas. ¡Esa es la clave!

 

Sé que suena atrevido, pero aquí encontramos una curiosa declaración de fe de Pilatos. Él está afirmando de manera clara y radical que Jesús es Rey. Por favor, nunca olviden que quien habla es un alto funcionario del Imperio Romano que consideraba al César la máxima autoridad de todas las provincias bajo su régimen. ¿No se exponía el Procurador a ser señalado como traidor a la patria al reconocer a un rey que no era su idolatrado César? ¡Qué interesante! El representante del más grande poder mundial se ha unido a los coros angélicos que proclaman la majestad del Rey de los reyes.

 

(26) nota alcalce: S. Garofalo, Pilatos. Diccionario Literario Montaner y Simón, Barcelona, l967. Tomo XI, pag. 751

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Código Jesús, páginas 126-128)

Read More