CR - Colombia
CR - España
CR - Panamá
CR - USA

 

Blog

VI-MAR-03

Cuando Marx y Freud se abrazaron | La gran síntesis

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

En el arte se ha dado un proceso similar: grandes genios culturas de diversas actividades emigraron desde Europa trayendo en sus valijas lienzos, bronces, partituras, poemarios. Enormes barcos arrojaban sobre el puerto de Nueva York, iluminado por la antorcha de “Lady Libertad”, verdaderas legiones de cerebros fugados. La capital del mundo cumplía así su propio destino manifiesto: albergar todas las razas, todas las nacionalidades, todas las religiones, todas las lenguas, todos los todos de todas partes en una gran síntesis que fue finalmente lesionada el 11 de septiembre.

 

En medio del gentío abigarrado hubo filtraciones: anarquistas, mafiosos, fanáticos, portadores de nuevas espiritualidades que llevaron a una sociedad posmoderna en la cual los principios y valores cristianos han sido desplazados en muchos casos por artilugios satánicos. Allí mismo, en Nueva York, la sede de las Naciones Unidas ha sido escenario de pasos de comedia preocupantes. Después de visitar a Sai Baba en la India y postrarse a los pies de este ‘hombre divino’ que convive en su lecho de sándalo con una horrible cobra de dos cabezas, el doctor Robert Muller  propuso la creación de un nuevo sistema espiritual mundial. ¿Quería hacer de la ONU el sitio de despegue del anticristo?

 

Otro personaje, éste oriundo del Oriente, Depak Chopra, ha plagiado los libros sagrados de la Biblia, sin darles el crédito correspondiente, en sus ‘siete leyes espirituales del éxito’  que ha logrado ganar adeptos a montón para la Nueva Era. Esta utopía de utopías es la maquinación que entraña mayores peligros en los tiempos actuales. Ofrece la divinización de la criatura, el mismo pecado de Satanás, transmitido por él a Adán y Eva, al venderles la idea de que el conocimiento del bien y del mal los haría iguales a Dios.

 

Según este sistema, si acaso lo es, el cristianismo se acerca vertiginosamente a su fin, como religión de era de Piscis o de los pescadores, para dar paso a una totalmente nueva regida por la Era Azul, o Era de Acuario, que es la Nueva Era. Ahora se cambia el verbo creer por el verbo conocer. Creer es el verbo que Jesucristo nos enseñó a conjugar esencialmente;  el mero conocimiento con prescindencia de la fe saca de en medio de la Divinidad, o la reduce al último eslabón de una cadena de deducciones lógicas.

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Eterno Presente, páginas 151-152)

Comparte...Email this to someoneShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Facebook

AUTHOR - Casa Roca

No Comments

Post A Comment