CR - Colombia
CR - España
CR - Panamá
CR - USA

 

Blog

VI-OCT-03

El acuerdo | Frutos del acuerdo p2

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

Elías y Eliseo. Al profeta Elías le ha llegado la hora de buscar un sucesor por instrucciones directas del Espíritu Santo, y ha encontrado a Eliseo. Ya andan juntos por  todas partes.  Estos dos hombres nos enseñan el principio que estamos exponiendo: la llave del acuerdo.

 

Al cruzar, Elías le preguntó a Eliseo: -¿Qué quieres que haga por ti antes de que me separen de tu lado? -Te pido que sea yo el heredero de tu espíritu por partida doble -respondió Eliseo. -Has pedido algo difícil -le dijo Elías-, pero si logras verme cuando me separen de tu lado, te será concedido; de lo contrario, no me verás.  Iban caminando y conversando cuando, de pronto, los separó un carro de fuego con caballos de fuego, y Elías subió al cielo en medio de un torbellino.

2 Reyes 2: 9-11.

 

Los locos de la Nueva Era dirían: A Elías se lo llevó un ovni. Pero observemos: Eliseo conoce bien el secreto de la unidad. El era boyero de profesión, y su trabajo, entonces era guiar los bueyes. Sabía perfectamente que los animales deben tener la misma altura y andar al mismo ritmo para que funcione bien la yunta.  Si los bueyes no están de acuerdo cuando aran, es imposible que ese trabajo se cumpla a cabalidad. El conoce el principio de la unidad: Yunta de bueyes. ¿Qué quiere decir cónyuge? El que lleva conmigo el yugo.  Por eso los esposos tienen que ir como los bueyes, uncidos por la frente, al mismo ritmo para poder arar. Eso explica lo que viene a continuación.

 

Luego recogió el manto que se le había caído a Elías y, regresando a la orilla del Jordán, golpeó el agua con el manto y exclamó: ¿Dónde está el Señor, el Dios de Elías? En cuanto golpeó el agua, el río se partió en dos, y Eliseo cruzó.

Vers. 13-14.

 

Se cumplió la petición de Eliseo: el espíritu de Elías reposa sobre él ¿Por qué? Porque abrió la llave de la unidad.  El estuvo al pie del profeta todo el tiempo.  A partir de este momento, al heredar el manto de Elías, el espíritu de este, ¿qué hace Eliseo? Sana las aguas insalubres, multiplica el aceite de la viuda, resucita un niño, hace grandes prodigios y milagros, hasta hacer flotar un hacha que se ha hundido en el río. Definitivamente el sirviente del profeta será profeta. Principio de unidad esto se llama.

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro Las Llaves del Poder, página 274-276)

Comparte...Email this to someoneShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Facebook

AUTHOR - Casa Roca

No Comments

Post A Comment