CR - Colombia
CR - España
CR - Panamá
CR - USA

 

Blog

VI-OCT-02-01

El acuerdo | Frutos del acuerdo p1

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

Por contraste con los ejemplos anteriores, vemos cómo algunas personas sabias en las Sagradas Escrituras han utilizado correctamente la llave del acuerdo.

 

Rut y Noemí. Esta señora había enviudado y tenía dos hijos solteros. Debido a una gran hambre en la tierra de Judea, ella huyó a Moab, un país vecino donde sus hijos se casaron con nativos.  Pasó el tiempo y, por avatares del destino, también sus nueras fueron viudas, al morir los hijos de Noemí

 

Una vez más alzaron la voz, deshechas en llanto.  Luego Orfa se despidió de su suegra con un beso, pero Rut se aferró a ella. -Mira -dijo Noemí-, tu cuñada se vuelve a su pueblo y a sus dioses.  Vuélvete con ella. 

Rut 1:14-15.

 

Rut utilizaba la llave del acuerdo.  Al quedar sola sobre la tierra, entiende que su único pariente, es su única autoridad: Su suegra.

 

Pero Rut respondió: -¡No insistas en que te abandone o en que me separe de tí!  Porque iré adonde tú vayas, y viviré donde tu vivas. Tu pueblo será mi pueblo, y tu Dios será mi Dios.

Vers. 16.

 

Es ejemplar el carácter de esta mujer, una viuda joven y además, bonita, según la Biblia.

 

Moriré donde tú mueras, y allí seré sepultada. ¡Qué me castigue el Señor con toda severidad si me separa de ti algo que no sea la muerte! Al ver Noemí que Rut estaba tan decidida a acompañarla, no le insistió más.  Vers. 17-18.

 

Rut abre la llave del acuerdo y, ¿qué sucede?  Regresa a Judá, donde la situación ha cambiado.  Ahora el hambre está sobre Moaf, la prosperidad otra vez en la Tierra Santa.  Esta mujer, siguiendo la costumbre de la ley de Moisés, recogía espigas en el campo de un hombre muy rico, llamado Booz, gran empresario de Judea en aquella época.  La ley de Moisés decía: Una viuda tiene derecho a entrar por los sembrados recogiendo todo lo que necesite para su sustento, norma de Dios para protección de las mujeres viudas.   Para concluir esta telenovela, Booz se enamora de Rut y, como no hay otro pariente que la redima, termina casándose con la moabita joven y bella.  Y colorín colorado este cuento no ha acabado, porque Rut y Booz son los padres de Obed, y Obed es el padre de Isaí, que es el padre del rey David.  Mira cuánta bendición sobre Rut y su descendencia, cuando ella entendió el principio del acuerdo, y utilizó esta llave maravillosa.

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro Las Llaves del Poder, página 273-274)

Comparte...Email this to someoneShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Facebook

AUTHOR - Casa Roca

No Comments

Post A Comment