CR - Colombia
CR - España
CR - Panamá
CR - USA

 

Blog

VI-OCT-04

El acuerdo | Frutos del acuerdo p3

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

Pedro y Juan. La iglesia ha comenzado en Jerusalén y sigue la norma establecida por Jesucristo al enviar a la gente a sanar enfermos, a resucitar muertos, a calmar tempestades, a expulsar demonios, siempre lo hace en parejas, de dos en dos.  Jamás alguien hizo una cosa sólo, va siempre acompañado con alguien con quien se encuentra en unidad.  Uno que le sirviera de cerradura para meter la llave del acuerdo.

 

Un día subían Pedro y Juan al templo a las tres de la tarde, que es la hora de la oración.

Hechos 3:1

Pedro y Juan no iban separados.

   

Junto a la puerta llamada Hermosa había un hombre lisiado de nacimiento, al que todos los días dejaban allí para que pidiera limosna a los que entraban en el templo.  Cuando éste vio que Pedro y Juan estaban por entrar, les pidió limosna.  Pedro con Juan, mirándolo fijamente le dijo: -¡Míranos! 

Vers. 2-4.

 

Los dos apóstoles están de acuerdo, el paralítico ve a dos, no ve a uno solo.  Pedro y Juan, coordinan esta llave.  Míranos: Es plural.  Juan es la cerradura, yo tengo la llave.  Estamos de acuerdo, vamos a movilizar esa puerta del milagro en el cielo a través de la llave del acuerdo.  ¿Qué pasó?

      

El hombre fijó en ellos la mirada, esperando recibir algo. -No tengo plata ni oro -declaró Pedro-, pero lo que tengo te doy.  En el nombre de Jesucristo de Nazaret, ¡levántate y anda! Y tomándolo por la mano derecha, lo levantó. Al instante los pies y los tobillos del hombre cobraron fuerza.  Vers. 5-7.

 

Sabemos la historia: Aquél hombre incluso danzó en el templo adorando el nombre del Señor. En desacuerdo no se consigue nada sobrenatural. Es imposible.  Por eso dijo Jesús: El que no es conmigo, contra mí es. El que conmigo no recoge, desparrama.  Y aquí observamos como el acuerdo produce sanidad.

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro Las Llaves del Poder, página 276-277)

Comparte...Email this to someoneShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Facebook

AUTHOR - Casa Roca

No Comments

Post A Comment