CR - Colombia
CR - España
CR - Panamá
CR - USA

 

Blog

VI-DIC-03

El fin de una era | Transición

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

 

Nos hallamos en un mundo en transición y, por lo tanto, muertos ya todos los teólogos modernos, experimentamos un vacío en la conducción del pensamiento cristiano.  La Iglesia Evangélica tiene estómago de rumiante, con panza, redecilla, libro y cuajar, lento para engullir, regurgitar y digerir.  Al inicio de un nuevo milenio, permanece estática, con la mano sobre el arado y la vista puesta atrás, meditando sobre la forma de reeditar los anacrónicos métodos importados por los misioneros, sin percatarse de cómo las cosas cambian constantemente a su alrededor.  Lo único que no cambia es Dios, el Inmutable que maneja todas las mutaciones y quiere futurizarnos continuamente a través de ellas. Muchos se preguntan si el mensaje de Jesús no ha perdido, acaso, vigencia y relevancia en esta sociedad completamente secularizada.  Es necesario dar un salto audaz de la iglesia preterizada a la iglesia futurizante. Pero ya hay esbozos, líneas, trazos en ese sentido.  Llama la atención lo que ha planteado el profesor Antonio Cruz, doctor en Ciencias Biológicas y pastor cristiano, en su obra Postmodernidad:

 

De ahí que hoy en los albores del siglo XXI, los seres humanos continúen necesitando a Dios a pesar de todas las apariencias.  Como escribe González-Carvajal ‘tal vez sea necesario ahondar un poco bajo la superficie, pero al final descubriremos que también el hombre actual tiene sed de Dios y languidece lejos de sus fuentes’ porque en realidad, las grandes preguntas de la condición humana siguen ahí sin que nadie aporte soluciones satisfactorias.

 

La cruz permanece recortada en el horizonte de la historia como el eterno interrogante que todo hombre debe responder sin evasivas.

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Reto de Dios, páginas 180-181)

Comparte...Email this to someoneShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Facebook

AUTHOR - Casa Roca

No Comments

Post A Comment