CR - Colombia
CR - España
CR - Panamá
CR - USA

 

Blog

En busca del Arquetipo | Ingeniería Genética

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

Frente a esta ciencia y sus logros, persisten las dos citadas formas extremas de interpretación; pero, como siempre sucede, la verdad está en el centro, en el equilibrio y balance que caracterizan al genuino cristiano.  Este asunto reviste capital importancia en nuestros países -como en todo el llamado Tercer Mundo-, donde las naciones ricas han promovido el control natal a través de métodos inhumanos, reñidos con la bioética más elemental, convirtiendo a mujeres y niños de la marginalidad social en ratas de laboratorio.

 

Desde la perspectiva de la Iglesia Integral la genética debe entenderse, en términos generales, de la siguiente manera: En las Sagradas Escrituras Dios entrega al hombre el señorío sobre todas las especies zoológicas y vegetales, lo cual indica que debe cuidar de ellas para preservarlas y mejorarlas, nunca para demeritarlas.  Ecología cristiana.

 

Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza, y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra.

Génesis 1:26.

 

También les dijo: Yo les doy de la tierra todas las plantas que producen semilla y todos los árboles que dan fruto con semilla; todo esto les servirá de alimento.

Vers. 29.

 

Entendidas rectamente las cosas, no se encuentra contradicción alguna entre las Sagradas Escrituras y la ingeniería genética animal y vegetal, siempre y cuando ella tienda al mejoramiento de las especies; y,  también, cuando las pruebas de ADN se usen para fines positivos, como la identificación de criminales.  No ignoremos que los esfuerzos científicos por aumentar la calidad nutritiva de los vegetales, han producido alimentos transgénicos que comportan graves riesgos para la salud de quienes los consumen.

 

 

 (Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Reto de Dios, página 216-217)

Comparte...Email this to someoneShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Facebook

AUTHOR - Casa Roca

No Comments

Post A Comment