CR - Colombia
CR - España
CR - Panamá
CR - USA

 

Blog

La gran farsa | Alquimia

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

Está, pues, en acción el misterio de la iniquidad, y su único obstáculo en la Tierra es la Iglesia.  Mientras estemos aquí, hemos de oponernos por todos los medios legítimos a la expansión de la apostasía, cuyas raíces vienen del huerto del Edén, y desde allí ha extendido sus ramas a través de las edades.  Satanás, el padre de todos los alquimistas mezcla en este crisol los elementos del ocultismo:  Reencarnación, espiritismo, astrología, quiromancia, curanderismo, teosofía, cábala, cartomancia, hechicería, magia, sociedades secretas, gnosticismo, futuromanía, y toda forma adivinatoria, cubiertos de nuevos ropajes que los hagan parecer cosas científicas o tecnológicas muy avanzadas, cuando en realidad se trata del mismo engaño que se ha movido por siglos y milenios desde las formas religiosas primitivas: panteísmo, animismo, tótem y tabú, vudú, umbanda y macumba, mitologías, etc.  Detrás del pomposo escenario donde se representa la gran farsa, Satanás ríe entre bambalinas al tiempo que mueve sus marionetas sobre el proscenio, ante un público hipnotizado.  El es el autor, el escenógrafo, el director y el consueta.

 

Los demonios no son fuerzas, ni energías, ni fenómenos; son personas espirituales que causan daño al hombre, aun cuando a veces parezcan favorecerlo.  Muchos hacen con manos limpias el trabajo sucio para estas criaturas.

 

Y no es de extrañar, ya que Satanás mismo se disfraza como ángel de luz.  Por eso no es de sorprenderse que sus servidores se disfracen de servidores de la justicia.  Su fin corresponderá con lo que merecen sus acciones. 2 Corintios 11:14-15.

 

Los días peligrosos que vivimos fueron profetizados claramente por el apóstol Pablo, gran instrumentador del cristianismo

 

 Porque llegará el tiempo en que  no van a tolerar la sana doctrina, sino que, llevados de sus propios deseos, se rodearán de maestros que les digan las novelerías que quieren oír.  Dejarán de escuchar la verdad y se volverán a los mitos.

2 Timoteo 4:3-4.

 

Satanás es el gran fabulista de la Nueva Era, su verdadero dios, a cuya adoración conducen todos los caminos de esta encrucijada espiritual seudocientífica.  Pero la verdad no cambia, ni se disfraza

 

Porque hay un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre.

1 Timoteo 2:5.

 

A ese Único Mediador sean la gloria, la honra y la alabanza por siempre.  No hay más eras en la historia humana que AC y DC, antes de Cristo y después de Cristo, porque Él es el mismo ayer y hoy y para siempre.

 

 

 (Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Reto de Dios, página 212-214)

Comparte...Email this to someoneShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Facebook

AUTHOR - Casa Roca

No Comments

Post A Comment