CR - Colombia
CR - España
CR - Panamá
CR - USA

 

Blog

La gran farsa

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

Si algo caracteriza al cristianismo es la invariabilidad de su doctrina.  A través de dos mil años se han mantenido inalterables los principios enseñados por Jesús y los apóstoles.  Han cambiado los métodos –el progreso es dinámica actualista– pero los fundamentos unificadores de nuestra fe siguen vigentes y, si alguien los traiciona de algún modo, pasa de inmediato a la categoría de hereje.  Es difícil sustentar hoy la idea difundida entre evangélicos y que proviene desde los tiempos de Pedro Valdo (siglo XIII) de que la Iglesia Católica Romana es la Gran Ramera de Apocalipsis; pues, aun cuando en su seno hay vertientes aproximativas a la Nueva Era, esta última llena más cabalmente los requisitos para tal definición.  Hoy comprendemos mejor que la Gran Ramera no es un grupo específico, sino, más bien, un movimiento sibilino que trata de interpenetrar todos los grupos.

Es tristemente obvio que congregaciones ultraliberales han eliminado en sus púlpitos toda referencia a temas ‘desagradables’ como el cruento sudor de Getsemaní, la hora de tinieblas, o el infierno; así lo hace, por ejemplo, la llamada Iglesia Unitaria, que ya inaugura labores en nuestro Continente.  Es necesario alertar a quienes mantienen la comunión de la sana doctrina para que no se permitan a sí mismos ciertas licencias esnobistas que representan riesgos, pues de la propia entraña de la iglesia cristiana han surgido sectas.

 

Aunque salieron de entre nosotros, en realidad no eran de los nuestros; si lo hubieran sido, se habrían quedado con nosotros.  Su salida sirvió para comprobar que ninguno de ellos era de los nuestros.

1 Juan 2:19.

Este inicio de siglo y milenio parece traer un incremento de tales agrupaciones, fenómeno que los creyentes debemos rechazar unidos bajo un instinto de conservación espiritual.

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Reto de Dios, página 207-208)

Comparte...Email this to someoneShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Facebook

AUTHOR - Casa Roca

No Comments

Post A Comment