CR - Colombia
CR - España
CR - Panamá
CR - USA

 

Blog

La otra cara de América | Antiyanquismo P2

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

Vino luego el marxismo con su idea, no del todo ecuánime, de que los países pobres son pobres porque los ricos los explotan, y los ricos son ricos con la plata de los pobres.  Al ponerse de moda el comunismo como reacción ante el capitalismo, no hubo prácticamente un solo líder regional de cualquier actividad (las letras, el arte, la religión, la docencia, la política) que no se afiliara en el llamado antiimperialismo, que ha llegado a extremos violentos.  Recientemente, con motivo de los tristes sucesos del 11 de septiembre, el escritor colombiano Plinio Apuleyo Mendoza comentaba:

 

Odiar a los Estados Unidos porque es un país rico y poderoso y atribuirle todos los males, desde nuestra pobreza hasta el debilitamiento de la capa de ozono, es ciertamente una estupidez, pero una estupidez difundida en el mundo, pues va desde los populistas y los revolucionarios latinoamericanos hasta la izquierda radical o la extrema derecha de Europa, para no hablar de los integristas musulmanes.

 

Hay, pues, un viejo prejuicio antiamericano, que se extiende al terreno de las misiones evangélicas; para muchas mentes primarias, aquellas son solamente agencias del expansionismo yanqui.  Es necesario reconocer que ha habido alguna injerencia política de misioneros no dedicados a su verdadera tarea, pero tal afirmación generalizada es una exageración monda y lironda, porque las iglesias evangélicas en América Latina han estado siempre al lado de los pobres, solucionándoles sus problemas de la mejor manera posible, y ha sido más bien el catolicismo romano el que oficialmente ha apoyado al norte. Por eso fueron debidamente desvinculados de sus toldas los teólogos de la liberación.

 

Ahora, con algo de tardanza, dadas las nuevas circunstancias en que se mueve la IV Guerra Mundial, las cosas empiezan a cambiar.  El comentarista cubano Carlos Alberto Montaner ha dicho bien:

 

Políticamente era más rentable callar o sumarse a la demagogia antiamericana que explicar, pacientemente, que  a lo largo de la historia no ha existido una potencia más benigna con el resto del planeta o más generosa y abierta con los millones de extranjeros que allí han ido a buscar refugio tras escapar de sus particulares pesadillas.  Supongo, en fin, que ahora, muy tardíamente, habrá que comenzar a desmontar el antiyanquismo.

 

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Eterno Presente, página 201-202)

Comparte...Email this to someoneShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Facebook

AUTHOR - Casa Roca

No Comments

Post A Comment