CR - Colombia
CR - España
CR - Panamá
CR - USA

 

Blog

La otra cara de América | Antiyanquismo

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

Otro problema que debe ser analizado en la nueva situación es el antiyanquismo, que solidariza negativamente a muchos pueblos, de manera muy marcada a los latinoamericanos.  Yo recuerdo que, en mi lejana infancia provinciana, se miraba al ‘míster’ como a un enemigo.  Esa tendencia traía fuerte impulso desde 1900, al publicarse el ‘Ariel’ de José Enrique Rodó, un pensador uruguayo de prosa típicamente modernista, del corte rubendariano, quien hace un deslinde entre la cultura latina, a la que considera superior, y la anglosajona, a la que tilda de sensual y primaria en sus instintos.

 

El cuadro se completa con los ecos retardados de la Guerra del Caribe entre Estados Unidos y España, ganada por los ‘salchicheros de Chicago’, como se llamaba a los norteamericanos en Madrid.  Para los españoles, derrotados pero plenos de cultura y tradición, los yanquis eran, otra vez, los bárbaros, sólo que al lado opuesto del mar.  Por lo demás,  las intrusiones europeas en las nacientes repúblicas latinoamericanas por vía de reconquista pone en alerta a Washington, que enarbola la Doctrina Monroe ‘América para los americanos’, interpretada en el sur como una consigna imperialista.

 

Guiado por el deseo de mantener al Nuevo Mundo a buen seguro de las revanchas europeas por la independencia, Estados Unidos se convirtió en un gendarme de la región; pero, siéndole difícil mantener la disciplina en países de conducta flexible, especialmente los caribeños, produjo el efecto adverso de las dictaduras. Y ¿qué duda cabe de que Somoza y Trujillo contribuyeron a desacreditar al Tío Sam entre sus vecinos?  No pudo, Franklin Delano Roosewelt recomponer el perdido prestigio, porque, ya para entonces, literatos, sindicalistas y políticos latinoamericanos habían puesto el dedo en la llaga: el intolerable contraste entre la riqueza descomunal y desafiante de los místeres y la pobreza casi mendicante de sus propios países.

 

 

 (Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Eterno Presente, páginas 200-201)

Comparte...Email this to someoneShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Facebook

AUTHOR - Casa Roca

No Comments

Post A Comment