CR - Colombia
CR - España
CR - Panamá
CR - USA

 

Blog

VI-ENE-03

La quimera del ángel | Deificación P2

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

 

Lleno de celos por el estado de felicidad del hombre, Satanás se acerca, sinuoso, a la madre Eva y le vende su idea, a través del primer anuncio comercial de la historia humana:

 

Pero la serpiente le dijo a la mujer: -¡No es cierto, no van a morir!  Dios sabe muy bien que, cuando coman de ese árbol, se les abrirán los ojos y llegarán a ser como Dios, conocedores del bien y del mal.

Génesis 3:4-5.

 

Serán como Dios.  De una u otra manera, el ser humano ha creído la promesa mentirosa de Satanás, y para cumplir ese imposible sueño de su deificación, resolvió matar a Dios.  Finalmente, los filósofos ahogaron a Dios en tinta, y los astrónomos le dieron el Cosmos por sepulcro.  Pero las cosas se complicaron más sin Dios.  Detrás de la materia en transformación constante, la mente del hombre se llenó de nuevas preguntas.  Para tratar de descifrarlas lógicamente, prescindiendo de Dios, fue necesario crear la religión de la ciencia –Cienciología-, llena de dogmas sobre las causas de los efectos.  En nuestra centuria, los discípulos de Einstein, el sabio por antonomasia, prestaron oídos sordos a la poderosa fe del gran relativista judío y recobraron vigencia las palabras de San Pablo:
Timoteo, ¡cuida bien lo que se te ha confiado! Evita las discusiones profanas e inútiles, y los argumentos de la falsa ciencia.

1 Timoteo 6:20.

 

La falsa ciencia, pues, envió brigadas de excavadores al universo, pero éstos regresaron con las cajas destempladas: no habían podido encontrar por ninguna parte los restos mortales de Dios.  Sólo un Gran Quiensabe.  Es indudable que el siglo XXI será espiritual.  Pero, ¿de qué manera? ¿con qué orientación? ¿de parte de Dios o de parte del diablo?  Por lo pronto, con la expansión de los sistemas mencionados, Satanás parece ganar terreno.  Hoy es incontenible la proliferación de actividades que abren las ventanas sensoriales del hombre hacia el realismo mágico, estrechamente emparentado con las mitologías.

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Reto de Dios, página 186)

Comparte...Email this to someoneShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Facebook

AUTHOR - Casa Roca

No Comments

Post A Comment