CR - Colombia
CR - España
CR - Panamá
CR - USA

 

Blog

VI-ENE-01

La quimera del ángel

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

 

Es muy difícil definir el movimiento que ha surgido últimamente en el mundo bajo el nombre general de Nueva Era, la más grande invasión padecida por Latinoamérica desde la conquista española.  Los diversos grupos que integran este engaño no poseen, en apariencia, una declaración de fe, una doctrina coherente, un cuerpo de dogmas ni una liturgia que lo identifique.  Sus adeptos se congregan de variadas formas: en una librería metafísica, en una logia masónica, alrededor de un maestro más o menos gnóstico o de un médico naturista,  en seminarios de percepción y desarrollo personal, o charlas sobre extraterrestres, en algunos templos, etc.  Sin embargo –así como el Cristianismo posee denominaciones que, en medio de su variedad, mantienen la sana doctrina- cuando se profundiza en las raíces de la Nueva Era, puede hallarse un cordón umbilical que une todos sus fetos: la divinización del hombre. Megatendencias 2000, libro de amplia circulación, afirma que en la Nueva Era, a diferencia del Dios judeocristiano que se representa muy por encima de la humanidad, hay un fuerte sentimiento de que la humanidad participa de lo divino.

 

Este movimiento extiende sus tentáculos estrangulantes por todo el planeta a distintas actividades: sicológica, comunicación masiva, motivación para el éxito, relaciones interpersonales, literatura y arte, ecología, política, modas, fisicoculturismo, negocios y hasta la propia iglesia cristiana.  Puede decirse que es una subcultura in y que uno corre el riesgo de parecer anticuado si no ingresa a ella.

 

No se trata de algo desmembrado, sino de todo un sistema, al cual muchos se vinculan insensatamente, por el afán de estar en la onda, o mejor dicho on line.  Su anarquía es sólo superficial y hace parte del juego.  Satanás no quiere que lo hieran en su talón de Aquiles.

 

La psíquica Jean Houston, apodada ‘la profeta de lo posible’, declaró en reciente entrevista que

pronto se verá el surgimiento de una nueva religión mundial, un nuevo sistema espiritual.

 

Esto nos sitúa frente a una escalofriante realidad: la dictadura mundial del Anticristo, profetizada por Apocalipsis, que no será solo política sino, sobre todo, espiritual. Parece ser éste el esfuerzo último de Satanás por apoderarse de la tierra, encadenando las mentes por medio de sutiles seducciones, para que no resistan a su enviado, cuando éste surja como la aparente solución de todos los problemas humanos.  En la cuidadosa preparación del terreno, se ha pregonado con insistencia que el Cristianismo, regido por el signo Piscis durante dos mil años, cederá paso a una nueva religión ecuménica, con un Cristo más moderno y actual que el humilde carpintero de Nazaret, y que se hallará bajo la protección de Acuario.  Pero la Nueva Era, ni es era, ni es nueva, como lo veremos.  Oramos al Señor porque, al final, la gente entienda que lo que se ha presentado como el gran boom espiritual del nuevo milenio, era la era que no era.

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Reto de Dios, páginas 183-184)

Comparte...Email this to someoneShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Facebook

AUTHOR - Casa Roca

No Comments

Post A Comment