CR - Colombia
CR - España
CR - Panamá
CR - USA

 

Blog

La Restitución Nacional

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

Todos los procedimientos de Dios afectan, primero al individuo y, después, a la sociedad. La Biblia contiene muchos ejemplos sobre el tema.

 

Las eras se llenarán de grano; los lagares rebosarán de vino nuevo y de aceite. Yo les compensaré a ustedes por los años en que todo lo devoró ese gran ejército de langostas que envié contra ustedes: Las grandes, las pequeñas, las larvas y las orugas. Ustedes comerán en abundancia, hasta saciarse, y alabarán el nombre del Señor su Dios, que hará maravillas por ustedes, ¡Nunca más será avergonzado mi pueblo! Entonces sabrán que yo estoy en medio de Israel, que yo soy el Señor su Dios, y no hay otro fuera de mí. ¡Nunca más será avergonzado mi pueblo! Joel 2:24-27.

 

Joel escribe su profecía en una época de grandes dificultades nacionales para Judá y para Israel. Es más, el tema propio del libro de Joel es la miseria nacional. El que tenga oídos para oír que oiga, y el que tenga ojos para leer, que lea. Pensemos en un pueblo desolado -como la Colombia de hoy-, cuando Joel pronuncia su profecía. No hay un solo mal que no caiga sobre los israelitas: Hambre, violencia, desempleo, sangre derra-mada, injusticia social, robo, guerras por doquier, plagas, pestes. Y entonces, sorprendentemente Joel habla de la restitución. El Señor promete restituir al pueblo, si éste se arrepiente de sus caminos torcidos. ¿Qué di-ce?: Las eras se llenarán de trigo y los lagares rebosarán de vino y aceite.

 

Yo les compensaré a ustedes por los años en que todo lo devoró ese gran ejército de langostas que envié contra ustedes: las grandes, las pequeñas, las larvas y las orugas. Vers. 25.

 

Que sea nuestro rema desde hoy mismo.

 

Ustedes comerán en abundancia, hasta saciarse, y alabarán el nombre del Señor su Dios, que hará maravillas por ustedes. ¡Nunca más será avergonzado mi pueblo! Vers. 26.

 

Miremos con cuidado algunos símbolos que hay aquí: Se habla de abundancia de tres productos básicos para la vida humana, pero que son, al mismo tiempo, tres símbolos de la vida espiritual. El trigo. ¿Qué dijo Jesús? Si el grano de trigo no cae en tierra y se pudre, no produce fruto. Pero, además, del trigo sale el pan para la cena del Señor, representando su propio Cuerpo. El vino. ¿Qué significa el vino en contexto espiritual? La sangre bendita de Nuestro Señor, derramada por nosotros en la cruz. El aceite. Este es el símbolo por excelencia del Espíritu Santo. Aceite implica unción. Se habla, entonces, de una abundancia material, pero paralelamente, también de una abundancia espiritual.

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro Las Llaves del Poder, páginas 213-214)

Comparte...Email this to someoneShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Facebook

AUTHOR - caro

No Comments

Post A Comment