CR - Colombia
CR - España
CR - Panamá
CR - USA

 

Blog

Los hijos de Abraham | Contextualización e Integración

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

La liberación de opresiones demoníacas, ejercida por Jesús, fue delegada por El a los creyentes, pero es lamentable que algunas personas hayan hecho de ella una enfermiza confrontación con el Hades, que reafirma ahincadamente la realidad de las tinieblas, en vez de prender la luz para que desaparezcan.  Los conceptos de guerra espiritual son sencillos y no requieren métodos especiales.  Y es claro que, si Satanás fuera el gran culpable de todo lo que nos ocurre, Jesucristo sobraría.  No necesitamos redentor si no hemos pecado voluntariamente.  Eso, en forma indirecta, convierte a Satanás en un redentor: será suficiente que él sea castigado por todo lo que nos hace.

Una persona que ha mezclado profecías bíblicas con predicciones ocultistas es la antigua periodista de la Casa Blanca Ruth Montgomery, médium espiritista de gran popularidad.  Ella, y otros del mismo oficio, dicen ser canales de espíritus guías.  Esta gente ya no habla de espiritismo, sino de canalización.  La nomenclatura no importa, el oficio sigue siendo el mismo.  Es verdad bíblica que los muertos no pueden entrar en contacto con el mundo natural, y que, en las manifestaciones espiritistas ocurre, simplemente, que demonios actores hacen el papel de los difuntos invocados.  Todo canalizador o médium es una antena paradiabólica que capta la señal del infierno y la transmite a los hombres.  Satanás posee una inmensa red televisora, con imagen y video, grabación, trucaje y postproducción.

Cuando alguien recibe mensajes del más allá, si no es reconocido profeta de Dios, es un canal del diablo.  Latinoamérica está atiborrada de canalizadores, casi a la par con Estados Unidos, donde se habla de más de quinientos.  Sin tomar en cuenta otros consultores síquicos que todavía usan métodos adivinatorios tan anticuados como el globo de cristal y el tarot, al que algunos llaman ‘la biblia del diablo’.

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Eterno Presente, página 187-188)

Comparte...Email this to someoneShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Facebook

AUTHOR - Casa Roca

No Comments

Post A Comment