CR - Colombia
CR - España
CR - Panamá
CR - USA

 

Blog

VI-NOV-04

Opio del pueblo o vid verdadera P2

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

 

Muchas de las afirmaciones del Dios-Hombre  sobre sí mismo que ya han sido analizadas en este libro, tienen un sentido puramente simbólico, como lo hemos visto en capítulos anteriores. Por ejemplo:

 

EL CORDERO: significa que Jesús asume el lugar que tomaba el  animal utilizado como expiación por los pecados en la religión judía. Los sacrificios provisionales de la antigüedad eran solo un anticipo del suyo, que fue definitivo.

 

EL PAN: informa que Jesús es quien nos alimenta espiritual, psíquica y físicamente, pero no significa  que él sea  un enorme bloque de harina cocida en forma humana como para el ‘Libro de Récords Guinnes’.

 

LA LUZ: se trata de la luz espiritual, no de la física, aun cuando esta última es producida indudablemente por aquella. No implica que Jesús de Nazaret se haya vuelto una enorme linterna que camina,  habla y acciona.

 

Algo similar ocurre con esta nueva auto-definición del Dios-Hombre: “Yo soy la vid”, la cual no significa, informa ni implica que Jesús de Nazaret se ha transformado en un vegetal. De ser así, la frase complementaria “ustedes son las ramas”, rebajaría a los creyentes de categoría dentro de los reinos de la naturaleza.

 

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Código Jesús, páginas 180-181)

Comparte...Email this to someoneShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Facebook

AUTHOR - Casa Roca

No Comments

Post A Comment