CR - Colombia
CR - España
CR - Panamá
CR - USA

 

Blog

VI-DIC-02

Satanás se viste de verde P3

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

NUTRICIÓN

En cuanto a la alimentación, en concordancia con religiones orientales, se predica el vegetarianismo, dieta que tiene mucho que ver con la reencarnación.  No se debe comer carne animal porque, para hacerlo, es necesario quitar una vida, lo cual interrumpe bruscamente el karma.  Pero las Sagradas Escrituras no prohíben consumir carne animal, sino más bien lo recomiendan.
Todo lo que se mueve y tiene vida, al igual que las verduras, les servirá de alimento.  Yo les doy todo esto.  Pero no deberán comer carne con su vida, es decir, con su sangre. Génesis 9:3-4
 

He allí una dieta balanceada, a base de carne y vegetales.  La única veda bíblica vigente es sobre consumir la sangre de los animales.  Pedro tuvo una singular experiencia, debido a que la ley de Moisés prohibía algunas especies para el consumo humano.  Hallándose en Jope, mientras oraba en la azotea, sintió hambre y tuvo un éxtasis:

Vio el cielo abierto y algo parecido a una gran sábana que, suspendida por las cuatro puntas, descendía hacia la tierra.  En ella había toda clase de cuadrúpedos, como también reptiles y aves.  –Levántate, Pedro; mata y come –le dijo una voz.

-¡De ninguna manera, Señor, -replicó Pedro-.  Jamás he comido nada impuro o inmundo.  Por segunda vez le insistió la voz: -Lo que Dios ha purificado, tú no lo llames impuro.  Esto sucedió tres veces, y enseguida la sábana fue recogida al cielo.  Hechos 10:11-16.

 

Esta visión es interpretada fundamentalmente como una orden de compartir el Evangelio a  los gentiles; pero nadie puede desconocer el profundo significado que entraña, también, sobre las prohibiciones alimenticias.  Pablo, por su parte, hace esta tremenda admonición:

 

Prohíben el matrimonio y no permiten comer ciertos alimentos que Dios ha creado para que los creyentes, conocedores de la verdad, los coman con acción de gracias.  Todo lo que Dios ha creado es bueno, y nada es despreciable si se recibe con acción de gracias, porque la Palabra de Dios y la Oración lo santifican.

1 Timoteo 4:3-5.

 

Es ingenua la pretensión de quienes afirman que Jesús de Nazaret era vegetariano.  Ella se cae por la base, puesto que el Señor comió la Pascua Judía, cuyo plato fuerte es cordero; y, además, después de su resurrección, preparó un desayuno a la orilla del lago y lo compartió con sus amigos pescadores.

 

CORPOLATRÍA

La adoración de la naturaleza propia de este sistema se complementa con el culto del cuerpo humano.  Por todo el Continente, no sólo en los reinados de belleza y en los gimnasios fisicoculturistas sino en la publicidad,  los periódicos y revistas, el cine y la televisión, se observa un creciente afán por la belleza corporal, tanto femenina como masculina.  Estar en forma es la gran consigna.  Eres dios, eres diosa, somos dioses.  ¡Satanás tiene toda la razón!.  Hay que lucir tan estilizados como los bronces de Fidias, como los mármoles del Partenón.

 

Nadie puede criticar, sino estimular, el cuidado del cuerpo, pues que la Biblia misma lo llama ‘templo del Espíritu Santo’; pero una cosa es adorar al Dios que mora en el templo, y otra bien distinta, adorar el templo.  La cultura física se está convirtiendo en un modo grosero de humanismo, como en la antigua Grecia, y en el período neo-clásico; sólo que hoy se adora directamente a estatuas de carne y hueso.

 

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Reto de Dios, página 198-200)

Comparte...Email this to someoneShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Facebook

AUTHOR - caro

No Comments

Post A Comment