CR - Colombia
CR - España
CR - Panamá
CR - USA

 

Blog

VI-DIC-04

Satanás se viste de verde P5

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

HORÓSCOPOS

Finalmente, Koch entra a la condena de la forma vulgar de astrología, el horóscopo solar y el pronóstico astrológico, y examina las graves consecuencias síquicas que se derivan de esclavizarse a las cartas astrales. Y, por cierto, a lo largo y ancho de Latinoamérica se pavonea Walter Mercado, sumo sacerdote de los oráculos, de aspecto y atuendo andróginos, con una corte de seguidores e imitadores más o menos pintorescos.  Creer que las estrellas dominan la vida humana es desconocer por igual la soberanía de Dios y el libre albedrío del hombre. ¿Qué dice Isaías?

 

¡Los muchos consejos te han fatigado! Que se presenten tus astrólogos, los que observan las estrellas, los que hacen predicciones mes a mes, ¡que te salven de lo que viene sobre ti! ¡Míralos! Son como la paja, y el fuego los consumirá.  Ni a sí mismos pueden salvarse del poder de las llamas.  Aquí no hay brasas para calentarse, ni fuego para sentarse ante él.  Esos son para ti los hechiceros con quienes te has ejercitado, y con los que has negociado desde tu juventud.  Cada uno sigue en su error; no habrá quien pueda salvarte.

Isaías 47:13-15.

La mejor prueba de la falsedad de este sistema es la disparidad física y sicológica, como las diferencias de ciclos y ritmos, de los nacidos bajo un mismo signo, que el libro de Génesis  ilustra bien en el caso de los gemelos de Isaac y Rebeca.

 

Los niños crecieron.  Esaú era un hombre de campo y se convirtió en un excelente cazador, mientras que Jacob era un hombre tranquilo que prefería quedarse en el campamento. Génesis 25:27-28.

 

¿Cómo explican los astrólogos las divergencias sicológicas y existenciales de dos personas nacidas en un mismo parto, a una misma hora, bajo el mismo signo y con el mismo planeta regente? La propia mitología, de donde provienen los horóscopos, deja a éstos muy mal parados: la constelación de Géminis debe su nombre a los gemelos Cástor y Pólux, los dioscuros, ídolos lacedemonios adorados en las ciudades dorias, hijos de Zeus encarnado en un cisne,  y Leda, esposa de Tíndaro.  Pese a ser ellos mismos los patronos de un signo zodiacal, la leyenda los describe muy distintos entre sí: Cástor es un guerrero; Pólux, un deportista que combate con el cesto de pugilato.  Sus aventuras, relatadas en la epopeya de Los Argonautas, los muestran opuestos en carácter y habilidades.  Cástor muere y va al Hades; Pólux es llevado al cielo sin conocer muerte.  Finalmente, su padre decide que los dos se alternen para pasar un día sí y otro no en compañía de los dioses.

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Reto de Dios, página 202-204)

Comparte...Email this to someoneShare on Google+Pin on PinterestTweet about this on TwitterShare on Facebook

AUTHOR - Casa Roca

No Comments

Post A Comment