CR - Colombia
CR - España
CR - Panamá
CR - USA

 

El Reto de Dios Tag

En busca del Arquetipo | Genética Humana

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

Sin embargo, en el terreno humano, es evidente que el hombre -creado a imagen y semejanza de Dios- no está facultado por su Creador para enseñorearse de sus propios congéneres.  Hay que entender que, desde el punto de vista bíblico-teológico, existe una diferencia fundamental entre el hombre y el animal, la cual puede descomponerse así:

 

El animal. Tratase de un ser dual o bidimensional, compuesto por alma (psiquis) y cuerpo (soma). La Biblia llama a esta clase de ser, genéricamente, psíquico. El animal tiene contacto con el mundo material a través de su cuerpo y por medio de los sentidos, y posee los atributos de la psiquis, a saber: Mente, emociones y voluntad.  Sin embargo, carece de conciencia, uso de razón y espiritualidad. (Cuando la Biblia usa la expresión psíquico en referencia al hombre, la aplica claramente a la parte natural del ser humano, que se maneja por los instintos y no por el espíritu.  San Pablo diferencia al psíquico -natural- del pneumático -espiritual-).

 

El hombre. Esta clase de ser es tridimensional, o tricótomo, formado por cuerpo (soma) alma (psiquis) y espíritu (pneuma).  La Biblia lo llama pneumático, es decir, que contiene espíritu o soplo divino en sí mismo.  El hombre se diferencia del animal en que tiene soplo de Dios, es decir, espíritu, realidad reconocida, inclusive, por los cristianos dicótomos; éstos, aún insistiendo en entender al hombre como formado de una parte material y otra inmaterial -herencia del dualismo griego- distinguen claramente en la última de ellas dos elementos: alma y espíritu.

 

En el terreno propiamente dicho de la clonación, nos vemos enfrentados diferentes realidades.

 

 

 (Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Reto de Dios, página 217)

Read More

En busca del Arquetipo | Ingeniería Genética

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

Frente a esta ciencia y sus logros, persisten las dos citadas formas extremas de interpretación; pero, como siempre sucede, la verdad está en el centro, en el equilibrio y balance que caracterizan al genuino cristiano.  Este asunto reviste capital importancia en nuestros países -como en todo el llamado Tercer Mundo-, donde las naciones ricas han promovido el control natal a través de métodos inhumanos, reñidos con la bioética más elemental, convirtiendo a mujeres y niños de la marginalidad social en ratas de laboratorio.

 

Desde la perspectiva de la Iglesia Integral la genética debe entenderse, en términos generales, de la siguiente manera: En las Sagradas Escrituras Dios entrega al hombre el señorío sobre todas las especies zoológicas y vegetales, lo cual indica que debe cuidar de ellas para preservarlas y mejorarlas, nunca para demeritarlas.  Ecología cristiana.

 

Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza, y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra.

Génesis 1:26.

 

También les dijo: Yo les doy de la tierra todas las plantas que producen semilla y todos los árboles que dan fruto con semilla; todo esto les servirá de alimento.

Vers. 29.

 

Entendidas rectamente las cosas, no se encuentra contradicción alguna entre las Sagradas Escrituras y la ingeniería genética animal y vegetal, siempre y cuando ella tienda al mejoramiento de las especies; y,  también, cuando las pruebas de ADN se usen para fines positivos, como la identificación de criminales.  No ignoremos que los esfuerzos científicos por aumentar la calidad nutritiva de los vegetales, han producido alimentos transgénicos que comportan graves riesgos para la salud de quienes los consumen.

 

 

 (Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Reto de Dios, página 216-217)

Read More

En busca del Arquetipo

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

Siempre que la humanidad inaugura una época, algún antiprofeta anuncia la muerte inmediata del cristianismo.  La Revolución Francesa –fuente de inspiración de nuestros libertadores- no fue la excepción.  Sorprende releer, con dos siglos de retraso, al vizconde de Chateaubriand:

 

No vivimos ya en los tiempos en que bastaba decir: creed y no examinéis, puesto que se examinará por más que se pretenda evitarlo; y nuestro tímido silencio no sólo aumentará el triunfo de los incrédulos sino que disminuirá el número de los fieles.

 

Frente a los avances científicos y tecnológicos hay dos posiciones cristianas extremas, nacidas de las tendencias radicales de interpretación bíblica.

 

* Ciertos  fundamentalistas consideran que todo avance científico y tecnológico es obra de los demonios o del orgullo humano, y debe ser condenado.

 

* Ciertos modernistas, por el contrario, estiman que el progreso es una bendición de Dios para sus hijos y aceptan prácticamente toda invención.

 

 

 (Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Reto de Dios, página 215)

Read More

La gran farsa | Alquimia

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

Está, pues, en acción el misterio de la iniquidad, y su único obstáculo en la Tierra es la Iglesia.  Mientras estemos aquí, hemos de oponernos por todos los medios legítimos a la expansión de la apostasía, cuyas raíces vienen del huerto del Edén, y desde allí ha extendido sus ramas a través de las edades.  Satanás, el padre de todos los alquimistas mezcla en este crisol los elementos del ocultismo:  Reencarnación, espiritismo, astrología, quiromancia, curanderismo, teosofía, cábala, cartomancia, hechicería, magia, sociedades secretas, gnosticismo, futuromanía, y toda forma adivinatoria, cubiertos de nuevos ropajes que los hagan parecer cosas científicas o tecnológicas muy avanzadas, cuando en realidad se trata del mismo engaño que se ha movido por siglos y milenios desde las formas religiosas primitivas: panteísmo, animismo, tótem y tabú, vudú, umbanda y macumba, mitologías, etc.  Detrás del pomposo escenario donde se representa la gran farsa, Satanás ríe entre bambalinas al tiempo que mueve sus marionetas sobre el proscenio, ante un público hipnotizado.  El es el autor, el escenógrafo, el director y el consueta.

 

Los demonios no son fuerzas, ni energías, ni fenómenos; son personas espirituales que causan daño al hombre, aun cuando a veces parezcan favorecerlo.  Muchos hacen con manos limpias el trabajo sucio para estas criaturas.

 

Y no es de extrañar, ya que Satanás mismo se disfraza como ángel de luz.  Por eso no es de sorprenderse que sus servidores se disfracen de servidores de la justicia.  Su fin corresponderá con lo que merecen sus acciones. 2 Corintios 11:14-15.

 

Los días peligrosos que vivimos fueron profetizados claramente por el apóstol Pablo, gran instrumentador del cristianismo

 

 Porque llegará el tiempo en que  no van a tolerar la sana doctrina, sino que, llevados de sus propios deseos, se rodearán de maestros que les digan las novelerías que quieren oír.  Dejarán de escuchar la verdad y se volverán a los mitos.

2 Timoteo 4:3-4.

 

Satanás es el gran fabulista de la Nueva Era, su verdadero dios, a cuya adoración conducen todos los caminos de esta encrucijada espiritual seudocientífica.  Pero la verdad no cambia, ni se disfraza

 

Porque hay un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre.

1 Timoteo 2:5.

 

A ese Único Mediador sean la gloria, la honra y la alabanza por siempre.  No hay más eras en la historia humana que AC y DC, antes de Cristo y después de Cristo, porque Él es el mismo ayer y hoy y para siempre.

 

 

 (Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Reto de Dios, página 212-214)

Read More

La gran farsa | Saint-Germain

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

Un legendario personaje que ha tomado súbita y creciente celebridad continental es el llamado Conde de Saint-Germain, pintoresco charlatán del siglo XVIII, que embaucó al rey de Francia con un ‘elixir de larga vida’.  Las aventuras que se le atribuyen son deleites de cerebros muy primitivos e ingenuos.  Afirman, por ejemplo, que no ha muerto y que se manifestará como triunfante jefe espiritual de la Nueva Era.  Dicen que ha ocupado más de cuarenta cuerpos, entre ellos el de José, el esposo de María, Cristóbal Colón, Simón Bolívar, y otros.  Mago blanco, alquimista, templario, fracmasón, rosacruz, clarividente y clariaudiente, dizque viajaba astralmente y ocupaba personas a voluntad para no gastar energía.

 

 Ha vivido por siempre, no necesita comer ni dormir, pues posee la sustancia universal.  Cuando se llamaba Saint German, era capaz de atravesar puertas y paredes, y amenizaba las reuniones sociales de la corte relatando detalles de sus conexiones con Jesucristo, Buda, Cleopatra y la reina de Sabá. Como desapareció de circulación sin dejar tumba ni lápida, se afirma que volverá como avatar de la era de Acuario, pero no necesitará encarnar como tuvo que hacerlo el humilde carpintero de Nazaret, sino actuará mentalmente a través de personas que hoy se están preparando en cursos especiales para esa misión.

 

 El es el dios libertad que libera del castigo al ser humano, y no demora en honrarnos con su visita, porque cada dos mil años se manifiesta un cristo y nos hallamos en la iniciación de otro ciclo de veinte siglos.  Pero, por supuesto, lo que los ignorantes llamamos Cristo no es una persona, sino una conciencia universal.  En todas sus reencarnaciones, Saint-Germain ha trabajado por la liberación humana y, por eso, es el portador de la llama violeta, transmutadora del karma.  Gracias a él, los nacidos en esta era son hijos de la libertad que viven sin prohibiciones ni ataduras, ya que les es imposible aceptar limitaciones. ¡Qué engaño cínico pretender que la libertad lleva a la verdad!  Nuestro Señor Jesucristo enseñó precisamente lo contrario: La verdad nos hará libres.

 

 

 (Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Reto de Dios, página 210-212)

Read More

La gran farsa | Liberación

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

La liberación de opresiones demoníacas, ejercida por Jesús, fue delegada por El a los creyentes, pero es lamentable que algunas personas hayan hecho de ella una enfermiza confrontación con el Hades, que reafirma ahincadamente la realidad de las tinieblas, en vez de prender la luz para que desaparezcan.  Los conceptos de guerra espiritual son sencillos y no requieren métodos especiales.  Y es claro que, si Satanás fuera el gran culpable de todo lo que nos ocurre, Jesucristo sobraría.  No necesitamos redentor si no hemos pecado voluntariamente.  Eso, en forma indirecta, convierte a Satanás en un redentor: será suficiente que él sea castigado por todo lo que nos hace.

Una persona que ha mezclado profecías bíblicas con predicciones ocultistas es la antigua periodista de la Casa Blanca Ruth Montgomery, médium espiritista de gran popularidad.  Ella, y otros del mismo oficio, dicen ser canales de espíritus guías.  Esta gente ya no habla de espiritismo, sino de canalización.  La nomenclatura no importa, el oficio sigue siendo el mismo.  Es verdad bíblica que los muertos no pueden entrar en contacto con el mundo natural, y que, en las manifestaciones espiritistas ocurre, simplemente, que demonios actores hacen el papel de los difuntos invocados.  Todo canalizador o médium es una antena paradiabólica que capta la señal del infierno y la transmite a los hombres.  Satanás posee una inmensa red televisora, con imagen y video, grabación, trucaje y postproducción.

Cuando alguien recibe mensajes del más allá, si no es reconocido profeta de Dios, es un canal del diablo.  Latinoamérica está atiborrada de canalizadores, casi a la par con Estados Unidos, donde se habla de más de quinientos.  Sin tomar en cuenta otros consultores síquicos que todavía usan métodos adivinatorios tan anticuados como el globo de cristal y el tarot, al que algunos llaman ‘la biblia del diablo’.

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Reto de Dios, página 210-211)

Read More

La gran farsa | Adivinación

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

El Cristianismo ubica dentro de esta definición, aparte de la astrología, toda una variada gama de supercherías religiosas, muy populares en nuestro hemisferio tales como globo de cristal, tabla ouija, quiromancia, cartomancia, cristalografía, oniromancia, sicometría, clarividencia, clariaudiencia, oftalomancia, vara y péndulo radiestésicos, numerología y cábala, lectura del tabaco, taza de café, té o chocolate, etc., manejadas directamente por demonios a quienes los augures obedecen como autómatas síquicos.  Los adivinos son los títeres, los demonios son los titiriteros.  En ocasiones se trata de fenómenos de sugestión o telepatía, y, en no pocas, hábiles deducciones lógicas de datos previamente conocidos.  La Biblia dice claramente que la profecía es inspirada por el Espíritu Santo, y la adivinación, por Satanás.

La más picante sátira contra las formas adivinatorias se encuentra en un delicioso cuento de Oscar Wilde: El crimen de lord Arthur Savile. Un quiromántico lee la mano del noble caballero y le augura que está predestinado a cometer un asesinato.  Fijada ya la fecha de su matrimonio con la bella Sibila Merton, el joven lord se afana por cumplir la predicción lo más pronto posible.  Trata de matar a dos ancianos parientes suyos: el primero, con una píldora venenosa; el segundo, por medio de un reloj explosivo.  Fracasados tales intentos, pasea, pensativo, a lo largo del Támesis, cerca de la medianoche.  De repente, ¡vaya milagro! se le da la ocasión propicia para sellar el macabro vaticinio: ve a un hombre apoyado en la baranda de un puente; lo agarra por los pies y lo arroja al río.  Al día siguiente, los diarios registran como suicidio el ahogamiento del famoso quiromántico.  Lord Arthur, radiante, se casa con Sibila.  Y colorín colorado… (Adivino, adivínate tu propia suerte).

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Reto de Dios, página 209-210)

Read More

La gran farsa | Mentalismo

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

No se sientan para nada aludidas las damas que ejercen ministerios correctos; pero el auge de cierto estilo de profecía feminista, dada por mujeres solas, sin marido ni pastor, ha contribuido a la atomización de los creyentes en células rebeldes a toda autoridad.  Lo que comenzó con Mary Baker-Eddy y la Ciencia Cristiana, ha llegado hasta Latinoamérica en señoras como la venezolana Connie Méndez, promotora de la mal llamada Metafísica.  Es claro que un creyente sincero y esmerado desarrollará en su conducta Amor, Alegría, Paz, Paciencia, Amabilidad, Bondad, Fidelidad, Humildad y Dominio Propio, todo lo cual es optimismo puro y auténtica actitud mental positiva. Sin embargo tales cosas son fruto del Espíritu Santo, y no llegan mediante cursillos de control mental, sino por la gracia de Dios, en una estrecha comunión con Cristo.

La sicología, como parte de la medicina, tiene límites que Dios pone a toda ciencia; y, por eso, la Biblia diferencia claramente lo síquico de lo espiritual.   Quienes pretenden trabajar lo espiritual por medios síquicos, a menudo no entran en contacto con Dios, sino con los demonios, que tienen su teatro favorito de operaciones en la psiquis del hombre; pero el Espíritu Santo trabaja en nuestro espíritu para que éste controle nuestra alma y nuestro cuerpo.  El hombre no es sólo animal –de anima, alma en latín- sino espiritual; y, por eso, a diferencia del perro, el elefante y el mono, puede comunicarse personalmente con Dios, porque:

 

Dios es Espíritu, y quienes lo adoran deben hacerlo en espíritu y en verdad.

Juan 4:25.

 

En esta tierra de tan variadas locuras alguien ha sentenciado que el burro, cuando rebuzna, hace un acto de adoración a Dios. ¡Qué burrada!. Si le preguntamos al burro si cree en Dios, guardará silencio.  Si se lo preguntamos al ateo, sin duda rebuznará.

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Reto de Dios, página 208-209)

Read More

La gran farsa

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

Si algo caracteriza al cristianismo es la invariabilidad de su doctrina.  A través de dos mil años se han mantenido inalterables los principios enseñados por Jesús y los apóstoles.  Han cambiado los métodos –el progreso es dinámica actualista– pero los fundamentos unificadores de nuestra fe siguen vigentes y, si alguien los traiciona de algún modo, pasa de inmediato a la categoría de hereje.  Es difícil sustentar hoy la idea difundida entre evangélicos y que proviene desde los tiempos de Pedro Valdo (siglo XIII) de que la Iglesia Católica Romana es la Gran Ramera de Apocalipsis; pues, aun cuando en su seno hay vertientes aproximativas a la Nueva Era, esta última llena más cabalmente los requisitos para tal definición.  Hoy comprendemos mejor que la Gran Ramera no es un grupo específico, sino, más bien, un movimiento sibilino que trata de interpenetrar todos los grupos.

Es tristemente obvio que congregaciones ultraliberales han eliminado en sus púlpitos toda referencia a temas ‘desagradables’ como el cruento sudor de Getsemaní, la hora de tinieblas, o el infierno; así lo hace, por ejemplo, la llamada Iglesia Unitaria, que ya inaugura labores en nuestro Continente.  Es necesario alertar a quienes mantienen la comunión de la sana doctrina para que no se permitan a sí mismos ciertas licencias esnobistas que representan riesgos, pues de la propia entraña de la iglesia cristiana han surgido sectas.

 

Aunque salieron de entre nosotros, en realidad no eran de los nuestros; si lo hubieran sido, se habrían quedado con nosotros.  Su salida sirvió para comprobar que ninguno de ellos era de los nuestros.

1 Juan 2:19.

Este inicio de siglo y milenio parece traer un incremento de tales agrupaciones, fenómeno que los creyentes debemos rechazar unidos bajo un instinto de conservación espiritual.

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Reto de Dios, página 207-208)

Read More

Satanás se viste de verde | Charlatanería

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

Fue la astrología la primera religión idolátrica después del Diluvio, cuando sumerios y acadios adoraron a los astros como dioses y encadenaron el destino humano a un ilógico fatalismo regido por los movimientos del zodiaco.  Modernamente se ha mezclado la influencia de estos signos con la de los planetas de nuestro sistema solar, ya inspeccionados por sondas espaciales, que han ofrecido sobre ellos datos decepcionantes. Los astrónomos en general consideran a los horóscopos, o cartas astrales, charlatanería supersticiosa para consumo de cerebros cándidos.  La vida del hombre es determinada por la voluntad soberana de Dios y no por insensibles materias espaciales.

Cierto que el sol y la luna, astros no pertenecientes al zodiaco, influyen en algunos aspectos físicos, así como el agua moja.  Pero los siclos de las plantas, las mareas y la menstruación femenina no marcan propiamente el destino de las personas.  Por lo demás, desde la era caldea, cuando esta superchería fue institucionalizada, los calendarios han cambiado constante y caprichosamente.  El conteo del tiempo difiere, por ejemplo, entre chinos, judíos y cristianos; y, claro está, en los últimos, varía de orientales a occidentales.  Todo lo anterior sin tomar en cuenta los cambios horarios estacionales en las zonas templadas, ni los años bisiestos, que aumentan un mes a cada siglo.  En muchos colegios y escuelas se inicia a los alumnos en el conocimiento de la bóveda celeste con pretextos astronómicos, lo cual sería plausible si no se utilizara, como se está haciendo, para llevar a los niños, sutilmente, hacia la astrología.  Astronomía es ciencia; astrología es superstición.

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro El Reto de Dios, página 204-205)

Read More