CR - Colombia
CR - España
CR - Panamá
CR - USA

 

Las Llaves del Poder Tag

VI-DIC-04

La Obediencia Como Mandamiento

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

Obediencia a los gobernantes. ¿Qué leímos al principio de este capítulo? Que vendrán las bendiciones si nosotros damos las dos vueltas a esta llave: Oír y guardar la Palabra de Dios.  Si no la oímos -o si solamente la oímos- y no la cumplimos, no habrá bendiciones sobre nuestra vida, porque toda bendición tiene una condición.

     

Todos deben someterse a las autoridades públicas, pues no hay autoridad que Dios no haya dispuesto, así que las que existen fueron establecidas por él.  Por lo tanto, todo el que se opone a la autoridad se rebela contra lo que Dios ha instituido.  Los que así proceden recibirán castigo.

 (Romanos 13:1-2).

 

Una costumbre malsana es vivir criticando a los gobernantes.  Dios dice que debemos someternos a ellos.  Y esto no es cuestión de opiniones políticas, sino un mandamiento del Señor.  Pero, un momento.  ¿Podemos expresar criterios contrarios a lo que hacen los gobiernos? Terminantemente sí, pero con respeto. Otra pregunta clave: ¿Puede un cristiano desobedecer a las autoridades gubernamentales en la tierra?  Sí, bajo ciertas circunstancias. Si la autoridad gubernamental nos quiere obligar a hacer algo contrario a la voluntad de Dios, no solamente tenemos el derecho, sino la obligación de rebelarnos. ¿Cómo actuaron los apóstoles cuando el Imperio Romano, la gente del Sanedrín y las autoridades civiles en Jerusalén  los acosaron?

 

¡Es necesario obedecer a Dios antes que a los hombres! -respondieron Pedro y los demás apóstoles.

(Hechos 5:29).

 

Los encarcelaron, pero ellos no tenían alternativa. Una de dos: O le obedeces al Gobernante de arriba, o al gobernante de abajo.  Cuando el gobernante de abajo te quiere obligar a hacer algo contrario al Gobernante de arriba, debes rebelarte sin vacilaciones.

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro Las Llaves del Poder, páginas 246-247)

Read More
VI-DIC-03

La Obediencia Como Mandamiento

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

Obediencia a los patronos.  Hay cristianos de orientación más bien socialista.  Un Socialismo democrático, es el sistema que ha influido en Europa. ¿O Suecia no es un país socialista? Sí. ¿Inglaterra no es un país socialista? También. ¿España no progresó en tres lustros de socialismo democrático?  Por supuesto. Hecha esta necesaria aclaración, ¿en qué consiste la obediencia a los patronos? Los trabajadores no prosperan porque no entienden la idea simple que Max Weber -luterano, por más señas- describió en su famoso libro La Ética Protestante, que merece ser revisado a fondo otra vez, como lo ha propuesto el profesor Salomón Kalmanovich. ¿Qué es lo que Weber dice exactamente? Que cada trabajador es un ministro de Dios, que allí donde tú laboras, le estás sirviendo a Dios. Y no sólo las profesiones liberales, o de carácter intelectual: Abogados, médicos, ingenieros, científicos o técnicos, sino aún los oficios más humildes, son un ministerio dado por Dios a cada hombre.  Ese es un gran aporte de la Reforma Protestante para extirpar el feudalismo e imponer la democracia.

 

Esclavos, obedezcan en todo a sus amos terrenales, no sólo cuando ellos los estén mirando, como si ustedes quisieran ganarse el favor humano, sino con integridad de corazón y por respeto al Señor. Hagan lo que hagan trabajen de buena gana, como para el Señor y no como para nadie en este mundo.

(Colosenses 3: 22-23).

 

Un abogado que te preste una asesoría legal, no te asesora a ti, sino a Jesús. Un lustrabotas que arregle tus zapatos, se ocupa de los zapatos de Jesús. Una lavandera que lave mi ropa, no lavará la ropa sucia de Darío, está arreglando la ropa de Jesús. Ética del trabajo, desde la perspectiva cristiana. Pero, ¡cuidado! ¿Puedo llegar a mi oficina, o a mi taller, a donde tenga a algunos bajo mi autoridad, con un látigo en la mano a intentar sojuzgarlos o esclavizarlos? No, mil veces no. Todos somos iguales ante Dios, aunque haya que respetar a las autoridades delegadas. Midamos el equilibrio y el balance del cristiano.

 

Amos, proporcionen a sus esclavos lo que es justo y equitativo,

conscientes de que ustedes también tienen un Amo en el cielo.

(Colosenses 4:1).

 

En los tiempos de Pablo se decía siervos y esclavos, hoy decimos patronos y trabajadores.  El Patrón de los patronos está en el cielo y tomará cuenta de cómo ellos tratan a sus subalternos, pues un principio elemental enseña que el que ejerce autoridad debe someterse a ella.

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro Las Llaves del Poder, páginas 244-246)

Read More
VI-DIC-02

La Obediencia Como Mandamiento

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

Obediencia a los padres.  En los últimos tiempos la sicología ha invertido algunos principios y valores, lo ha puesto todo patas arriba, ha autorizado a los pájaros a tirarles a las escopetas.  Sin embargo, la Palabra de Dios afirma:    

Hijos, obedezcan a sus padres en todo, porque esto agrada al Señor.

(Colosenses 3:20).

 

Un negocio redondo hace el buen hijo, porque éste es el único mandamiento con promesa: “Honra a tu padre y a tu madre para que tengas largos años sobre la tierra y todo lo que emprendas te salga bien”. Este mandamiento nos recuerda que Dios se identifica como Padre. ¿Qué quiere decir Abba? No quiere decir padre, escuetamente, sino más bien papito o daddy.  Dios se identifica con la paternidad. Y, por cierto, el Decálogo no contiene mandamiento alguno de los padres hacia los hijos. Danny Berríos, un querido amigo, me hace llorar cuando canta. No sé que me pasa con la unción de Danny.  Y él tiene una canción muy linda en la que le ora al Padre celestial por su hijo, y le dice:

 

Señor, yo quiero ser como tú,

porque él quiere ser como yo.

 

¿Cuál es el modelo de padre? Nadie razone: Yo soy el padre, o la madre, y me tienen que hacer reverencias y obedecerme en forma ciega. ¡No! La palabra es clara:

 

Padres, no exasperen a sus hijos, no sea que se desanimen.

(Vers. 21).

 

Todas las cosas deben hacerse con amor.  El que ejerce autoridad, hágalo con amabilidad y los hijos no olviden que el que honra al padre terrenal, honra al padre celestial.

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro Las Llaves del Poder, páginas 243-244)

Read More
VI-DIC-01

La Obediencia Como Mandamiento

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

Obediencia entre cónyuges.  Dios es la Suprema Autoridad, pero tiene autoridades delegadas. Uno de los errores más graves que se cometen, aún dentro del ámbito cristiano, consiste en pensar que, como yo estoy sometido a la autoridad de Dios, puedo evadir a las autoridades delegadas por Él. Cuando usted desacata a la autoridad delegada, desobedece directamente a quien hizo la delegación. Pasar por alto las autoridades que Dios puso sobre usted, equivale a pasar por alto la autoridad misma de Dios.

 

Esposas, sométanse a sus esposos, como conviene en el Señor.

(Colosenses 3:18).

 

Esta es una cosa que casi nunca cumplen las señoras, para después preguntar: ¿Por qué no recibo las bendiciones de Dios? Pero, por supuesto, no podemos aceptar la común calumnia contra el cristianismo, y muy particularmente contra San Pablo, sobre supuesto machismo.  Porque, si uno sigue leyendo esta Epístola, encontrará el equilibrio y el balance de la fe cristiana.

 

Esposos, amen a sus esposas y no sean duros con ellas.

(Vers. 19).

 

Hay quien cree que vale sólo la parte que Dios le ordena a la mujer, e invalida la que le ordena al varón. Pero ¿es tan autoridad sobre el hombre como sobre la mujer el mismo Dios eterno?. Es un absurdo pretender que exista alguna forma de servidumbre o esclavitud en los hogares. No se encuentra una sola porción en la Palabra divina que le dé a una persona la potestad de humillar o sojuzgar a un semejante. Lo que la Biblia dice, desde el principio hasta el fin, es que no hay acepción de personas frente al Señor. La mujer es llamada ayuda idónea o adecuada, no esclava. Tiranías como: Aquí yo doy las órdenes y la mujer tiene que obedecer, son extrabíblicas. El Señor le dice a Abraham, ejemplo de creyente: En todo lo que te dijere tu mujer, oye su voz. La mujer no toma la decisión, la tiene que tomar el varón; pero la mujer con su intuición natural -si es muy espiritual, con su palabra de ciencia – detecta situaciones que al hombre le pasan inadvertidas. Lo que el hombre debe hacer es analizar  el dato aportado por la mujer y tomar la decisión.

 

Para las Sagradas Escrituras, el hombre y la mujer se tienen que complementar, someterse el uno al otro a las obligaciones de esta vida, respetando el natural reparto que Dios ha dado a cada uno de los sexos, sin interferencias. Pero no hay tal cosa como que el uno manda olímpicamente y el otro obedece con sumisión. Cónyuge significa el que comparte el yugo, como en las yuntas de bueyes. Los esposos se tienen que ayudar y su autoridad sobre los hijos es compartida.

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro Las Llaves del Poder, páginas 241-243)

Read More
VI-NOV-05

Obediencia | La Obediencia Como Mandamiento

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

No se puede juzgar a la obediencia como consejo, o como recomendación, o como sugerencia.  La obediencia solo puede mirarse como mandamiento.

 

Obediencia a Dios.  Jesús es, por supuesto, el mayor ejemplo de obediencia. Examinar sus reacciones nos ayudará enormemente a desarrollar esta escasa virtud en nuestra vida.

 

De nuevo lo tentó el diablo, llevándolo a una montaña muy alta, y le mostró todos los reinos del mundo y su esplendor.  -Todo esto te daré si te postras y me adoras. -¡Vete, Satanás! -le dijo Jesús-. Porque escrito está: Adora al Señor tu Dios y sírvele solamente a él.  (Mateo 4:8-10).

 

Aquí tenemos, ni más ni menos, el enfrentamiento definitivo entre la salvación y la condenación, entre la luz y las tinieblas. Es decir, entre Cristo y Satanás. Pero observemos cómo la confrontación es, en realidad, entre la rebelión y la obediencia. El primer desobediente no es un ser humano, es el antiguo comandante de las huestes angélicas, el portador de la luz, que se rebeló contra Dios, e inauguró la desobediencia en el Universo.  En este pasaje vemos al gran desobediente enfrentado a Aquél que encarna la obediencia suprema, nuestro Señor Jesucristo. El diablo busca que le adoren y le sirvan y, al que se comprometa a adorarlo y a servirlo, le ofrece como contraprestación todos los reinos de la tierra. Jesús no se deja seducir, él es el mejor ejemplo de obediencia que el universo conoce y simplemente contesta: Solo a Dios hay que obedecer. ¿Qué es obedecer a Dios? Allí se dice: Adorarlo y servirlo. Por consiguiente, obedecer es adorar y servir, y toda forma de desobediencia, por pequeña que sea, por minúscula que parezca, es adoración satánica.  Siempre que se incurre en un acto de desobediencia, se adora y sirve al príncipe de las tinieblas.

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro Las Llaves del Poder, páginas 240-241)

Read More
VI-AGO-01

La Obediencia

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

El libro de Deuteronomio se atribuye a Moisés, quien, antes de ir a la presencia de Dios, decidió colocar por escrito alguna serie de recomendaciones a sus connacionales, recordándoles cómo Dios los bendeciría si ellos permanecían en obediencia. La parte final del tratado, su colofón, no es de Moisés sino, al parecer de alguno de sus colaboradores, probablemente Josué, quien relata los últimos días del gran legislador hebreo. De este testamento espiritual extractaremos algunas lecciones valiosas.

     

Si realmente escuchas al Señor tu Dios, y cumples fielmente todos estos mandamientos que hoy te ordeno, el Señor tu Dios te pondrá por encima de todas las naciones de la tierra.  Si obedeces al Señor tu Dios, todas estas bendiciones vendrán sobre ti y te acompañarán siempre.

Deuteronomio 28:1-2.

 

Tendremos ahora la llave de la obediencia. El tema es impopular. Todos, dicen las Sagradas Escrituras, somos rebeldes por naturaleza. Dicho de manera elemental, en palabras sencillas: La rebelión es el pecado original y, por eso, todos nacemos con la inclinación a ser rebeldes. El trabajo de Jesucristo consiste, a través del Espíritu Santo, en llevarnos otra vez a la obediencia, al plan original de Dios. Esta llave abre puertas de bendición sobre la vida humana, pero es una llave de dos vueltas: La primera, escuchar a Dios; la segunda, cumplir fielmente sus mandamientos. Oír la Palabra y llevarla a la conducta. La llave de doble vuelta es, pues, la obediencia. Todo el arte de la vida exitosa depende de esas dos acciones: Escuchar y practicar, pues ciertamente la obediencia es una ciencia.

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro Las Llaves del Poder, páginas 239-240)

Read More
VI-JUL-04

El Silencio | La Reacción del Creyente

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

El poder del silencio.  En el amor de la pareja humana encontraremos exacto lo que nos dijeron nuestros antepasados coloquialmente: El silencio es más elocuente que la palabra.  En el refranero español encontramos otras verdades: El que calla otorga, lo cual es relativo, pues cuando hay que hablar, hay que hablar. Jesús habló cuando debía hablar. También se ha dicho con mucha razón, en el mismo refranero, que en boca cerrada no entran moscas.

 

Hay que equilibrar el  hablar y el callar, hay que balancearlo en nuestra vida, recordando que el que mucho habla, mucho yerra. Aún en la música, los compositores clásicos incorporan, como parte de la partitura, los silencios. El silencio hace parte de la música. El silencio, un gran tema humano y sobre todo espiritual, ha sido ahogado en medio de la verborrea generalizada. Si los dirigentes y los dirigidos por igual hablaran menos, se entenderían mejor. Actuarían más y acertarían más. Y, por eso, en medio de las crisis yo prefiero, salvo cuando sea para proclamar la verdad, callarme la boca. No atices el incendio, no contribuyas con tus palabras a que esta sociedad se nos siga desmenuzando irremediablemente entre las manos. Recuerda lo que dijo Amós al comenzar este capítulo: El prudente en el mal tiempo calla. Aprende a usar la llave del silencio en forma adecuada y eficaz.

    

 Mis queridos hermanos,  tengan presente esto: Todos deben estar listos para escuchar, y ser lentos para hablar y para enojarse. Santiago 1:19.

 

Si usted es pronto para oír y se demora en hablar, demorará en enojarse, porque la ira sale más fácilmente a través de las palabras. ¡Qué técnica extraordinaria! Tardo para hablar, tardo para airarse, pero pronto para oír, pues por un misterio genético, biológico o anatómico, Dios nos ha dado dos orejas y una boca. ¿Qué significa eso? Que debemos oír el doble de lo que hablamos, que debiéramos hablar la mitad de lo que debemos callar.  Para que los lectores saquen una lección práctica, los invito a usar la llave del silencio diariamente. ¿De qué manera? Durante la oración personal cierra los ojos, inclina el rostro y guarda unos segundos de silencio. Pídele a Dios que actúe sobre tu vida, tu familia, tus finanzas, tu iglesia, tu país, etc. A través de la llave maravillosa del silencio, si lo haces cumplidamente, Dios honrará tu actitud y abrirá la puerta de una completa bendición sobre tu vida.

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro Las Llaves del Poder, páginas 235-237)

Read More
VI-JUL-03

El Silencio | La Reacción del Creyente

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

El poder del silencio.  He aquí una Escritura profundamente misteriosa.

 

Cuando el Cordero rompió el séptimo sello, hubo silencio en el cielo como por media hora.  Apocalipsis 8:1.

 

Imaginemos un silencio de media hora en el cielo.  Los machistas afirman que esa es señal segura de que en el cielo no hay mujeres.  Media hora de silencio en el cielo ¿por qué razón? ¿qué significa eso? Para buscar ¿qué efectos?  Aquí hay sabiduría.  Después de esa media hora de silencio en el cielo, se desatan los ángeles que derraman la ira de Dios sobre la tierra.  Siempre que Dios va a obrar se produce un gran silencio, pues Dios actúa cuando el hombre calla.

 

La palabra y el silencio. Nunca me cansaré de decir que el cristianismo es cuestión de balance y equilibrio. No hay nada más desagradable que el cristiano extremista o fanático, porque eso va en contra de lo que se ha predicado desde los tiempos del apóstol San Pablo: Donde está el Espíritu de Dios, allí hay libertad. Y siempre el Espíritu Santo se encarga de colocar el fiel de la balanza. En síntesis, no se trata de estar todo el tiempo callado, ni de estar todo el tiempo hablando. El silencio y las palabras son alternativos. La llave de la palabra y la llave del silencio son complementarias, pero no simultáneas. Como diría Perogrullo, obviamente uno no puede usar al mismo tiempo la voz y el silencio. No se puede hablar mientras se calla, y no se puede callar mientras se habla. La elocuencia es muy buena, pero la charlatanería es muy mala.

 

No hay que hablar todo el tiempo de todas las cosas y con todas las personas. Eso no es sabiduría ni prudencia, ni eso encaja en el contexto espiritual. El silencio es una llave que abre y cierra puertas espirituales sobre la vida humana. Aún en el amor de la pareja, el silencio juega un papel muy importante. Cuando leo el Cantar de los Cantares concluyo en que Salomón no era carnal cuando escribió ese libro. El amor de la pareja humana es establecido por Dios, ordenado por Dios y bendecido por Dios. El gran poeta chileno, Pablo Neruda, tiene cosas que parecen sacadas del Cantar de los Cantares, y con Neruda podemos tener fronteras ideológicas, pero no fronteras líricas. En sus 20 poemas de amor y de dolor él dijo algo tan hermoso que vale la pena transcribir pues es concerniente para los matrimonios y aún a los novios.

 

Me gustas cuando callas porque estás como ausente

Y me oyes desde lejos y mi voz no te toca,

Parece que los ojos se te hubieran volado

Y parece que un beso te sellara la boca.

Como todas las cosas están llenas de mi alma,

Emerges de las cosas llenas del alma mía;

Mariposa de ensueño te pareces a mi alma

Y te pareces a la palabra melancolía.

Me gustas cuando callas y estás como distante,

Y estás como quejándote, mariposa en arrullo,

Mujer hecha de música y silencio

Déjame que me calle con el silencio tuyo

Déjame que te hable también con tu silencio,

Claro como una lámpara, simple como un anillo.

Eres como las noches callada y constelada.

Tu silencio es de estrella tan lejano y sencillo

Me gustas cuando callas y estás como distante

Distante y sibilina como si hubieras muerto;

Una palabra entonces, un gesto, una sonrisa,

Y estoy alegre, alegre de que no sea cierto.

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro Las Llaves del Poder, páginas 233-235)

Read More
VI-JUL-02

El Silencio | La Reacción del Creyente

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

El silencio en la tribulación. El libro de las Lamentaciones es una escritura amarga, muy poética y profundamente espiritual. ¿Qué es lo que ha sucedido? Jeremías vio cumplido todo lo que profetizó.  Los ejércitos de Nabucodonosor vinieron como langosta bélica.  La ciudad de Jerusalén, donde el profeta se ha quedado a vivir, está desolada, no ha quedado en ella piedra sobre piedra.  El templo destruido; los edificios gubernamentales, incendiados; la gente llevada cautiva a Babilonia.  Jerusalén es convertida en una morada de animales salvajes, de chacales y liebres, de ratas y topos.  Hay hedor de los cadáveres, pues los babilonios incluso masacraron a niños recién nacidos pasándolos a filo de espada. Cosa terrible el juicio de Dios sobre la ciudad. Allí está Jeremías en medio de esta caótica situación, y ¿qué dice?

 

Bueno es esperar calladamente a que el Señor venga a salvarnos. Lamentaciones 3:26.

 

En medio de tanto dolor, de tantas cenizas, de tantas ruinas de la ciudad deleitosa convertida en un montón de escombros, el profeta exalta el poder del silencio. Jeremías observa que su palabra se ha cumplido.  El hizo el trabajo de Dios, pero está muy triste, lamentándose. Por eso su libro es terrible.  No obstante la columna vertebral de Lamentaciones dice: Es bueno esperar en silencio.  En medio de la tribulación hay que guardar silencio, entiende Jeremías. Como ilustración, examinaremos algunos versos de este poeta angustiado.

 

 Yo soy aquel que ha sufrido la aflicción bajo la vara de su ira.  Me ha hecho andar en las tinieblas; me ha apartado de la luz.  Una y otra vez, y a todas horas, su mano se ha vuelto contra mí.  Me ha marchitado la carne y la piel; me ha quebrantado los huesos.  Me ha tendido un cerco de amargura y tribulaciones.  Me obliga a vivir en las tinieblas, como a los que hace tiempo murieron.  Me tiene encerrado, no puedo escapar; me ha puesto pesadas cadenas.  Por más que grito y pido ayuda, él se niega a escuchar mi oración.  Ha sembrado de piedras mi camino; ha torcido mis senderos.  Me vigila como oso agazapado; me acecha como león.  Me aparta del camino para despedazarme; ¡me deja del todo desvalido! Con el arco tenso, me ha hecho el blanco de sus flechas.  Me ha partido el corazón con las flechas de su aljaba.  Soy el hazmerreír de todo mi pueblo; todo el día me cantan parodias.  Me ha llenado de amargura, me ha saturado de hiel.  Me ha estrellado contra el suelo; me ha hecho morder el polvo. Me ha quitado la paz, ya no recuerdo lo que es la dicha. Y digo: La vida se me acaba, junto con mi esperanza en el Señor.   Lamentaciones 3:1-18.

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro Las Llaves del Poder, páginas 229-231)

Read More
008

El Silencio | La Reacción del Creyente

  |   Darío Silva-Silva, Visión Integral   |   No comment

Dios habla en el silencio. En estas grandes manifestaciones de la naturaleza, Dios no se manifiesta, no habla, no se revela. Por cierto, el profeta no reacciona frente al viento huracanado, ni reacciona frente al terremoto, ni frente al fuego calcinador. Sin embargo, tras el fuego, hay un murmullo apacible y delicado. No en el estruendo del huracán, del terremoto, del fuego crepitante. Cuando se hace completo silencio, cuando se restablece la paz, se percibe un silbo suave. Entonces el profeta, que es espiritual, que no reaccionó frente a los otros fenómenos, lo hace positivamente.

 

Cuando Elías lo oyó, se cubrió el rostro con el manto y, saliendo, se puso a la entrada de la cueva. Entonces oyó una voz que le dijo: -¿Qué haces aquí Elías? Vers. 13.

 

La voz del Señor en el silencio. A través de un siseo delicado y apacible en una cueva de la montaña. Dios no habla en el estruendo, sino en el silencio. Algunas personas piensan que en medio de grandes manifestaciones el Señor hablará. No es verdad. En reposo y descanso te pastorearé. El Señor se manifiesta, si, a través de fenómenos naturales, porque su presencia es incontenible. Hasta los seres inanimados reaccionan a ella. Sopla el viento y la tierra tiembla, viene un fuego que quema la arboleda porque Dios está allí. Pero la voz de Dios solo puede oírse cuando todo está en calma y en silencio. El silbo apacible y delicado nos enseña una lección espiritual. Dios no habla en el estruendo sino en el silencio.

 

(Darío Silva-Silva. Extractado del libro Las Llaves del Poder, páginas 228-229)

Read More